Aparece varada una foca gris de tres meses en una playa de la costa oriental

La cría de foca gris aparecida ayer por la tarde en una playa de la costa oriental de Asturias.
La cría de foca gris aparecida ayer por la tarde en una playa de la costa oriental de Asturias. / CEPESMA

El animal no presenta heridas y desde Cepesma explican que es habitual avistar ejemplares de esta especie durante el invierno en Asturias

L. RAMOS LLANES.

Un ejemplar de foca gris de corta edad aparecía ayer por la tarde varado en una playa de la costa oriental. El animal, al que el presidente de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma), Luis Laria, calculaba «unos tres meses de edad», era hallado sobre la arena, sin heridas ni signos de enfermedad aparentes, por una persona que procedió a dar aviso a la Coordinadora. Hasta el lugar se trasladó el equipo que la entidad tiene en Gijón , quienes comprobaron que la foca no se encontraba herida, aunque «probablemente padecía hipotermia».

«Ya ayer -por el lunes- recibimos una llamada de un profesional de la mar que había visto en la zona, pero en el agua, un ejemplar similar, por lo que creemos que pueda ser el mismo animal», explicaba Laria a EL COMERCIO. Hasta el arenal también se desplazaron efectivos de la Guardería del Principado, quienes tras comprobar que la cría de foca se encontraba en buen estado, decidieron dejarla en la playa a la espera de que ella misma regresase por su cuenta al agua. «Seguramente vuelvan mañana -por hoy- a primera hora para ver cómo está. Es posible que solo haya salido un poco del agua para descansar», apuntaban desde la Coordinadora.

Según señaló Luis Laria, no es raro avistar ejemplares de esta especie en la costa asturiana durante el invierno y la aparición de esta cría no está relacionada con los temporales que azotaron la región en las últimas semanas. «Llevamos viendo varios ejemplares desde Navidades. De hecho, estos días fueron avistadas otras dos focas grises en otros puntos de la costa y también aparecieron dos ejemplares muertos, uno en el arenal de Bayas, en Castrillón, y otro en el de Xagó, en Gozón».

Asimismo, desde Cepesma Gijón, Carlos Solares apuntaba que en este tipo de situaciones lo mejor es «no molestar al animal, mantener una distancia prudencial e informar del hallazgo llamando al 112». Recordó cómo se han dado casos de «tarados» que atacan o azuzan a sus perros contra las focas y, precisamente para evitar incidentes, pidió no difundir el nombre del arenal donde se encuentra la cría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos