Aplazado el juicio al hombre acusado de atropellar a 11 personas en Llanes

La defensa ha solicitado un informe forense para determinar el estado físico del acusado

LUCÍA RAMOS / AGENCIAS

El juicio al hombre acusado de atropellar a once personas en Llanes, de las que una de ellas falleció y el resto resultaron heridas, ha sido aplazado esta mañana después de que el abogado de la defensa solicitase un informe forense que determine el estado físico del acusado, que padece párkinso.

Según la letrada de la defensa, ejercida por María López Castro, el acusado, que tiene ahora 82 años, presenta «serias incapacidades» para comunicarse y utiliza silla de ruedas para desplazarse, todo ello fruto de los avances de una enfermedad que ya sufría en el momento de los hechos.

«Nosotros consideramos que ni siquiera ha existido una imprudencia, en el momento de los hechos el hombre ya estaba afectado por la enfermedad, que fue la consecuencia de que se bloqueasen las extremidades inferiores, empezase a dar bandazos y acelerones y solo pudiera detener el vehículo al colisionar con otro», ha explicado López Castro.

La letrada ha recordado además que el acusado ya ha indemnizado a todas sus víctimas y él mismo dice que ya vive "en una cárcel mental". "Lo seguiré haciendo en lo que me queda de vida", señala.

Los hechos ocurrieron sobre las 13.40 horas del día 7 de agosto de 2015, cuando el acusado circulaba por la localidad de Posada de Llanes con el vehículo de su propiedad Hyundai Santa Fe. Cuando lo hacía por la calle denominada Camino del Cuartel de la Guardia Civil, carretera que finaliza en el cruce de incorporación a la carretera general AS-263, debido a que circulaba sin prestar la mínima atención a las circunstancias de la circulación y a velocidad excesiva, atropelló a un peatón, que caminaba en hilera, junto con otras tres personas, por la orilla derecha de la calle, en el último lugar de la fila.

Tras el atropello, en lugar de detenerse, el acusado continuó circulando a toda velocidad hasta rebasar el cuartel de la Guardia Civil, donde giró a la derecha, pasó por encima de unos setos, se introdujo en una zona ajardinada y arremetió contra otra persona, que caminaba por el lugar de espaldas al vehículo y no pudo evitar el atropello. A consecuencia del mismo fue lanzado por los aires, hasta la carretera general AS 263.

Posteriormente, el acusado, en lugar de detenerse, volvió a la calle Camino del Cuartel, continuó circulando a toda velocidad hasta golpear al vehículo Chrysler Voyager que se encontraba detenido al final de la calle Camino del Cuartel ante la señal de stop, esperando para acceder a la carretera general AS-263. A consecuencia del golpe fue lanzado hacia esa carretera en el momento en que por la misma circulaba el vehículo Audi Q7 al que golpeó. Tras el golpe, el Audi Q7 volvió a ser golpeado por el vehículo conducido por el acusado, que solamente así detuvo su marcha, ya que nunca frenó para hacerlo.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos