Un argayo corta la carretera en Ribadesella y obliga a desalojar dos viviendas

El argayo afectó a una urbanización riosellana./Nel Acebal
El argayo afectó a una urbanización riosellana. / Nel Acebal

JUAN GARCÍA

Las intensas y constantes lluvias del fin de semana sobre Ribadesella han provocado un argayo que afecta tanto a la urbanización Sella Mar como a la carretera del Faro, en Monte Somos. En el primer caso fue necesario desalojar dos viviendas unifamiliares pareadas. La segunda fue cerrada al tráfico a primera hora de la tarde, como medida de precaución. Este corte provisional afectará a las ocho o nueve familias que residen en el entorno del faro de Ribadesella. Mientras no se resuelva el problema, deberán utilizar el acceso a través de la localidad de Tereñes.

El desprendimiento de tierra se produjo en el terraplén que separa la carretera del Faro de la urbanización, afectando a unos quince o veinte metros lineales de desnivel. Parte del argayo, compuesto por rocas y barro, se detuvo en el pasillo de distribución que separa la ladera del monte de las terrazas traseras de las viviendas. El resto se quedó sobre el muro de hormigón que sirve como elemento de contención y protección entre ambos espacios.

Según el concejal de obras, servicios, seguridad y protección civil, Enrique Gancedo, la inestabilidad de la ladera afectada podría complicar aún más las cosas. «Tenemos un problema grave porque se está viniendo abajo y la zona del guardarraíl de la carretera se quedó colgando, sin sustento alguno», aseguró. De momento no se ha visto afectado el firme de la carretera, pero no se descarta que ocurra si continúa lloviendo.

La Policía Local se encargó de avisar a los vecinos para desalojar las viviendas más cercanas al deslizamiento. Por suerte, la mayor parte de ellas son de segunda residencia y en esta época del año suelen estar vacías. También visitaron la zona afectada los bomberos del Principado de Asturias y a última hora de la tarde lo hizo un técnico de la Consejería de Infraestructuras para valorar los daños. Según Gancedo, «hace falta una intervención urgente, aunque de momento aún desconocemos quien es el titular de la parcela afectada». Todo apunta a que, al tratarse de una carretera local, es el Ayuntamiento de Ribadesella quien tendrá que asumir la actuación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos