Arranca la primera costera de ocle en aguas llaniscas en tres décadas

Una de las embarcaciones entra en el puerto de Llanes.
Una de las embarcaciones entra en el puerto de Llanes. / NEL ACEBAL

Seis barcos de los ocho con licencia se hicieron a la mar en una primera jornada «de prueba» en la que se extrajeron más de 5.000 kilos de algas

L. CASTRO/L. RAMOS LLANES.

Hacía casi tres décadas que el puerto de Llanes no presentaba una estampa como la que se encontraron ayer, pasadas las cuatro de la tarde, decenas de turistas y algún que otro curioso. Una grúa levantaba pesadas redes repletas de ocle fresco desde un barco pesquero que acaba de atracar y las transportaba hasta un camión. Horas antes, al filo de las ocho de la mañana, seis embarcaciones procedentes de los puertos de Bustio, Llanes y Ribadesella se hacían a la mar para participar en el inicio de la primera costera de gelidium en aguas llaniscas y ribadedenses en los últimos 29 años.

Tras dirigirse hacia los campos de algas elegidos en cada caso y prestar asistencia a los buzos -tres como máximo en cada barco- que descendían a las profundidades para cortar las 'ramas' e ir depositándolas en las cestas preparadas para la ocasión, las naves ponían rumbo a casa con cientos de kilos de este preciado producto, denominado popularmente como 'oro rojo'.

La embarcación 'María Rebeca' era la primera en atracar en el puerto de la capital llanisca para dejar en tierra su preciada carga. Una laboriosa operación que se prolongó durante cerca de una hora y que atrajo la atención de numerosas personas que en esos momentos paseaban por la zona.

Varios curiosos contemplan cómo la grúa transporta el ocle del barco al camión. / NEL ACEBAl

Pronto se fueron sumando otras, como la capitaneada por el llanisco Alfonso Díaz, quien llegaba a puerto «exhausto, pero contento de poder trabajar». Algo que hasta hace apenas unos días ni él ni sus compañeros tenían garantizado, pues la pasada semana el Tribunal Superior de Justicia de Asturias paralizaba la campaña en toda la región, atendiendo al recurso interpuesto por la Asociación de Amigos y Vecinos de Llanes (Avall) contra la resolución emitida el 9 de junio por la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales que establecía el inicio de la costera para el pasado 3 de julio. La noticia fue recibida con estupor e indignación por pescadores y buzos, quienes finalmente respiraban tranquilos este lunes tras conocer que el TSJA había decidido levantar la suspensión cautelar de la costera de gelidium.

La de ayer, señalaban marinos y compradores, fue «una jornada de prueba. De tantear el terreno, comprobar cómo funcionan los dispositivos y, en el caso de los buzos, retomar el contacto con una actividad que es sumamente dura». En total, indicaron, se extrajeron algo más de 5.000 kilos de ocle entre todos los barcos. Una cifra modesta que queda muy lejos del cupo de 1.300 toneladas establecido por la Dirección General de Pesca. Eso sí, recalcaba Díaz, «los campos están muy bien». En la jornada de hoy se espera que todos los barcos con licencia salgan a faenar.

Por su parte, el secretario general del PP asturiano, Luis Venta Cueli, señalaba, durante una visita al puerto de Bustio, que «el levantamiento de la suspensión de la costera de ocle es beneficioso para todos, propietarios de barcos y recolectores de arribazón», e insistía en que las dos actividades «se pueden combinar».

Fotos

Vídeos