Arriondas se come a Don Salmón bajo la lluvia

El cortejo fúnebre que llevó el cadáver de Don Salmón por las calles de Arriondas. / FOTOS: NEL ACEBAL
El cortejo fúnebre que llevó el cadáver de Don Salmón por las calles de Arriondas. / FOTOS: NEL ACEBAL

El Rey del Sella fue condenado a la brasa por abrir el cepo y dejar que varias canoas se adelantasen durante el pasado Descenso | La villa se volcó con el colectivo Selleros en un desternillante Entierru que contó incluso con ultras independentistas de Coviella Lliure

L. RAMOS ARRIONDAS.

«Yo lo vi todo, fue terrible, me estaba duchando y tuve que salir corriendo. Pobre salmón, solo era malo pa él». Quien así hablaba, entre sollozos y visiblemente nerviosa, era 'Javiera', la «testiga» del asesinato de Don Salmón del Lladuengu, a quien ayer despidieron en Arriondas para poner fin a su carnaval. El velatorio comenzaba en torno a las seis de la tarde, cuando hasta la plaza del Ayuntamiento comenzaron a llegar decenas de personas, muchas de ellas de riguroso luto. Hicieron acto de presencia también las mujeres del grupo de teatro de L'Acabose, quienes ejercieron de plañideras.

Una hora después y bajo una intensa lluvia daba comienzo la comitiva fúnebre, amenizada en cada parada por los bares de la capital parraguesa por los hombres y las mujeres de Paco's Group, quienes dedicaron sentidas saetas al salmónido. Fue necesaria también la presencia de la Guardia Civil, pues dos exaltados ultras del grupo independentista Coviella Lliure se empeñaron en tratar de reventar el acto.

Todo transcurría con normalidad hasta que los agentes de la Benemérita comunicaron que tenían que requisar el cadáver, pues éste iba a ser juzgado por la magistrada Soraya Rovira de las Arrimadas a Longo, acusado, entre otros muchos delitos, de abrir el cepo y dejar que varias canoas se adelantasen en el último Descenso Internacional del Sella. Finalmente, Don Salmón fue condenado por unanimidad a la brasa y todos los presentes pudieron degustar un pedazo de su carne. Haciendo gala de un ácido humor, el colectivo Selleros, organizador del Entierru, aprovechó para repasar, con una mirada crítica, algunos de los principales acontecimientos del último año. Quisieron también exigir el arreglo del puente y una mejor organización del tráfico en la villa, entre otras cosas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos