Arriondas recupera su cañón

El cañón restaurado por técnicos de Hunosa preside de nuevo la plaza Venancio Pando de Arriondas.
El cañón restaurado por técnicos de Hunosa preside de nuevo la plaza Venancio Pando de Arriondas. / NEL ACEBAL

Este año los guías del Pozo Sotón lo volverán a disparar de forma figurada para dar la salida al Descenso Internacional del SellaLa pieza de artillería del siglo XVIII ha sido restaurada por técnicos de Hunosa

TERRY BASTERRA ARRIONDAS.

En agosto de 1968, siendo Juan Antonio Samaranch presidía la delegación Nacional de Educación Física y Deportes, la Federación Española de Piragüismo donó a la villa de Arriondas un cañón de hierro de principios del siglo XVIII. Su procedencia no se conoce con exactitud, aunque se cree que la pieza de artillería sirvió para realizar labores defensivas en las costas de Cádiz o de Cartagena. Aunque su origen es lo de menos, porque si por algo se conoce a este cañón es por ser uno de los «símbolos de Arriondas y una seña de identidad de los parragueses», como recordaba ayer el alcalde del concejo, el socialista Emilio García Longo.

Y es que el de ayer fue un día especial porque regresaba a la plaza Venancio Pando este elemento que es una de las imágenes más fotografiadas de la villa y que también guarda una estrecha relación con el Descenso internacional del Sella. Lo hacía después de ser restaurado durante varios meses por técnicos de Hunosa.

La pieza ha quedado como nueva. Incluso mejor. Se ha rehabilitado respetando la estructura original de este tipo de elementos defensivos. De la labor se encargó un grupo encabezado por Mario García Con, jefe de equipo del pozo San Nicolás de Hunosa, quien ayer se mostraba orgulloso de la labor realizada.

Un trabajo que proseguirá en el futuro ya que la intención del Ayuntamiento de Parres es que la restauración afecte también al mecanismo de activación del cañón, de forma que se pueda volver a disparar, algo que ya se hizo durante seis años para dar la salida al Descenso de Sella. Dejó de hacerlo en 1974 tras el incidente ocurrido el 18 de julio cuando se disparó por última vez para dar inicio a las fiestas del Carmen. Aquel día el cañón no aguantó la onda expansiva y reventó en numerosos pedazos. Aunque ninguno de los cascotes hirió a personas, sí que provocaron daños materiales en tres coches aparcados en la plaza. Uno de los pedazos incluso llegó a atravesar la fachada de una de las viviendas próximas.

Por el momento este año los guías del Pozo Sotón volverán a encargarse de dar el cañonazo de salida al Sella con un disparo ficticio. En el futuro se espera que se utilice fuego real, como en el pasado, eso sí, adoptando las pertinentes medidas de seguridad. Por el momento el Ayuntamiento de Parres va a iniciar los trámites ante la Dirección General de Patrimonio y el Ministerio de Defensa para obtener las autorizaciones pertinentes. De lograrlo los técnicos de Hunosa se encargarán de restaurar el mecanismo.

«Hermanamiento»

En la jornada de ayer la rehabilitada pieza de artillería volvió a su sitio en la plaza Venancio Pando. Fue descubierta en el transcurso de un acto en el que participaron el alcalde de Parres, Emilio García Longo; la presidenta de Hunosa, María Teresa Mallada, y el presidente del Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella (CODIS), Juan Manuel Feliz. Precisamente Feliz venció el Sella de 1968 formando pareja con José Luis Gutiérrez Soto, año en el que por primera vez se disparó el cañón para dar la salida a la prueba.

Mallada destacó que esta rehabilitación realizada por los técnicos de Hunosa «ha supuesto un hermanamiento de los mineros de la cuenca central con los ribereños del Sella». También recalcó que, en su opinión, «la coordinación entre administraciones y organismo es la única forma de hacer que Asturias avance».

Fotos

Vídeos