«Con la avispa asiática, la prevención es fundamental»

Juan Prado, ayer en la casa de cultura de Infiesto, Piloña. /  NEL ACEBAL
Juan Prado, ayer en la casa de cultura de Infiesto, Piloña. / NEL ACEBAL

«Su implantación todavía está comenzando, tiene una gran capacidad de expansión y pronto nos encontraremos con muchos más nidos»Juan Prado Coordinador de la plataforma 'Stop Velutina'

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

El coordinador de la plataforma 'Stop-velutina' y exprofesor de ganadería del IES de Luces, Juan Prado, ofreció ayer en Infiesto una charla sobre la avispa asiática, especie invasora que ha provocado una gran alarma tras su llegada a Asturias y su rápida implantación en la región. En el encuentro quiso poner de manifiesto la situación actual a la que se enfrenta el Principado, recordando la forma de llegada de esta especie, su ciclo biológico y la forma de combatirla. Ante la gravedad de la situación, la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha creado un comité asesor integrado por personal de todas sus direcciones generales, así como miembros del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias, con el fin de dar respuesta y desarrollar la estrategia para la detección y control del avispón asiático en los concejos asturianos.

-¿Debemos temer a este insecto?

-Representa un problema importante, pero no porque sea más agresiva o más venenosa que la avispa autóctona. Es simplemente más grande y, lógicamente, impone por ese tamaño. El principal riesgo llega con su rápida expansión.

-¿Qué situación tenemos en el Oriente de Asturias?

-Similar a otras zonas, con mayor presencia en la costa. De todas formas, se está extendiendo a gran velocidad, tiene una gran capacidad para ello y pronto nos encontraremos con muchos más nidos, porque su implantación todavía está comenzando.

-¿Tenemos que esperar, por tanto, que se extienda en los próximos meses?

-Asturias es, de alguna forma, el último reducto que le quedaba a esta especie. Para que nos hagamos una idea, en Galicia ya llevan combatiéndola cuatro años. Y en 2017 se llegaron a retirar 27.000 nidos. Nos podemos estar enfrentando a cifras muy altas en poco tiempo.

-¿Qué se puede hacer?

-La principal labor debe ser preventiva. Estamos a la espera de que se publique un nuevo protocolo por parte del Principado en los próximos días. Es necesario trampear y evitar que las reinas se reproduzcan. Se pueden cazar cuando salen de la hibernación y ponen sus nidos primarios. También es posible quitar los nidos, en el otoño. También hay que tener en cuenta su tendencia a poner esos nidos primarios en el entorno humano. Escogen en muchas ocasiones cuadras, aleros, hórreos o garajes.

-Nidos que también impresionan por su gran tamaño.

-Sí. Sin embargo, suelen ser menos problemáticos. Los nidos más grandes se ubican a mucha más altura.

-¿Cómo se puede avisar cuando se localice un nido?

-Se puede llamar al 112 y también se dispondrá de una aplicación para el teléfono móvil. Es importante que nos concienciemos porque dentro de un tiempo podemos estar ante un problema importante. Todos debemos actuar, no solo la Administración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos