El Ayuntamiento de Cangas denegará la licencia de obras del nuevo instituto

Genaro Alonso se dispone a entrar a la reunión, en las dependencias del instituto. /  JUAN LLACA
Genaro Alonso se dispone a entrar a la reunión, en las dependencias del instituto. / JUAN LLACA

El consejero de Educación considera que es una decisión «irresponsable» e insiste en que supondrá «un grave retraso en los plazos de construcción»

LUCÍA RAMOS CANGAS DE ONÍS.

Se acabó la espera. Tras varias semanas de incertidumbre, los temores de la Consejería de Educación y Cultura del Principado se cumplían ayer por la tarde cuando, durante la celebración de un consejo escolar extraordinario, el alcalde de Cangas de Onís anunciaba su intención de denegar la licencia de obras necesaria para levantar el nuevo edificio del instituto Rey Pelayo. Es decir, el nuevo bloque no se construirá en el patio del complejo educativo, como planteaban desde el Ejecutivo regional.

Era una opción que ya habían adelantado a mediados del pasado diciembre desde el departamento que dirige Genaro Alonso. Sin embargo, el regidor, el popular José Manuel González Castro, negó entonces que se hubiese tomado decisión alguna al respecto e indicó que, además de contar con un informe de los técnicos municipales que desaconsejaba la ubicación planteada por el Principado, estaba a la espera de que los servicios jurídicos del Consistorio se pronunciasen al respecto.

El veredicto, señalaba ayer el alcalde a la salida de la reunión, ya está en sus manos y es, como el de la oficina técnica canguesa, contrario a la ubicación que plantea Educación. «Debido a que ambos informes son desfavorables, desde el Ayuntamiento de Cangas de Onís vamos denegar la licencia», anunció José Manuel González Castro, y aseveró que «ningún equipo de gobierno ni ningún alcalde debe ir en contra de esos informes, pues sería prevaricar».

En este sentido, y como ya hiciera en anteriores ocasiones desde que se desatase la polémica en torno al futuro del Rey Pelayo, el regidor insistió en la necesidad de «empezar a trabajar desde el día después de esa denegación de la licencia y hacerlo conjuntamente para buscar la mejor ubicación posible y que cumpla con el Plan General de Ordenación Urbana de Cangas de Onís».

Ante esta situación, el titular de Educación y Cultura advirtió que «la denegación trae unas consecuencias inmediatas que van a suponer un grave retraso en todos los procesos de construcción del instituto». Señaló también cómo, a su parecer, el equipo de gobierno cangués entró, al decidir no dar el permiso pertinente para la actuación, en «una grave contradición. De una parte está la pretensión de quitar los módulos prefabricados cuanto antes, y ahora con la denegación de la licencia los chavales van a continuar más tiempo de lo que quisiéramos», lamentó. Recordó también que «la partida presupuestaria prevista para ejecutar el proyecto a lo largo de este año se perderá» e indicó que, «habrá que hacer otro nuevo proyecto, con el consiguiente gasto de dinero público».

Fuera de plazo

Por todo esto, Genaro Alonso manifestó su oposición a la postura del gobierno cangués, que tildó de «irresponsable». Criticó, asimismo, que «la denegación debería haberse hecho antes, dado que la licencia fue solicitada en mayo, y no ahora en el mes de enero y fuera de plazo, por cierto». El consejero insistió, además, en la defensa de su proyecto. «Seguimos manteniendo que la ubicación elegida es idónea y cumple con todas las exigencias que queríamos para este centro educativo, pues suponía a la postre una reestructuración total del centro. No es una construcción de cuatro o seis aulas más, sino una reestructuración global de los espacios», apuntó.

En relación a lo tardío de su respuesta, el regidor de Cangas de Onís reconoció que es cierto que la licencia fue solicitada el pasado 24 de mayo, pero manifestó que «resulta curioso que la consejería busque responsables cuando para hacer un proyecto tardó dos años y medio. No se trata de buscar culpables, porque los chavales llevan tres años en barracones debido a ese retraso del Principado, sino que lo que proponemos es buscar soluciones», insistió.

Una vez denegada la licencia, agregó, «la pelota está en el tejado de la consejería y son ellos quienes tienen que agilizar los trámites para que se haga el proyecto cuanto antes, mejor». En este sentido, advirtió que desde el Consistorio se «seguirá con lupa que el Principado marque un ritmo acelerado. El permiso de CHC ya lo tenemos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos