Los bandos abogan por mantener su «tradición» y no 'mudarse' a La Talá

Parcela de La talá en la que el Ayuntamiento de Llanes estudia habilitar una futura zona de eventos y aparcamientos. / NEL ACEBAL
Parcela de La talá en la que el Ayuntamiento de Llanes estudia habilitar una futura zona de eventos y aparcamientos. / NEL ACEBAL

Aseguran que trasladarse a la zona de eventos pensada por el Consistorio haría que sus fiestas perdieran la «esencia histórica»

LAURA CASTRO LLANES.

Fieles a su tradición y a al emplazamiento de sus fiestas, los bandos no valoran trasladar algunos eventos a la parcela municipal que proyecta habilitar el Consistorio en La Talá como futura zona de eventos del concejo. El plan hace referencia especialmente a los que se celebran en el aparcamiento de El Sablón y que disparan las quejas de los vecinos y «merman notablemente» las plazas de estacionamiento de la villa que son de por sí limitadas, especialmente en las épocas de máxima afluencia como el verano o Semana Santa.

El proyecto no tiene por objetivo trasladar las principales fiestas de Llanes a La Talá, pero el Consistorio no pondría impedimento a los bandos si alguno de ellos les plantease esta opción en el futuro. Por el momento es una cuestión que estos colectivos ni barajan ya que «se perdería la esencia histórica de las fiestas porque cada uno tenemos nuestra propia localización». Así lo expresó David Prada, presidente de La Guía, quien recalcó que «los socios no estarían de acuerdo porque se trata de espacios representativos. No se eligen al azar sino que van vinculados a la fiesta». El presidente de La Guía sí apoyó la idea principal del proyecto de trasladar otros eventos a La Talá, como la feria de Semana Santa o la celebración del Carnaval.

Su opinión la comparte Javier Avello, presidente del bando de San Roque, quien explicó que «nos circunscribimos a un reparto zonal desde tiempos inmemoriales y los tres festejos se identifican con determinadas zonas» y añadió que «creo que si uniéramos todas estas fiestas en un mismo espacio, se perdería gran parte del encanto de las celebraciones». Además, Avello aseguró que el cambio de localización «perjudicaría» al sector hostelero. «El grueso de los negocios está en el centro y se ven muy favorecidos por la afluencia de gente en las verbenas», aseveró.

Magdalena Fernández-Peña, vicepresidenta del bando de La Magdalena, se mostró menos firme en su opinión acerca de un hipotético traslado de las celebraciones a La Talá. «Hay que estudiarlo todo y la comisión trabajará para lo que decidan los socios», comentó. Fernández-Peña valoró la posibilidad de celebrar los conciertos más grandes en dicha parcela, pero apoyó la idea de Prada de que «mover las fiestas del bando haría que perdieran esencia y tradición». Así mismo señaló que «va a ser difícil contentar a todo el mundo porque habrá vecinos que no quieran vivir con tanto ruido al lado de sus casas y habrá socios que no quieran ir a las afueras para celebrar el día grande de su bando».

No obstante, los tres bandos se muestran a favor de la parte del proyecto que contempla la creación de una nueva parcela de aparcamientos. «Todo lo que sea crear infraestructuras en Llanes que ahora mismo no existan, me parece muy positivo», apuntó Avello, para concluir que «la villa adolece de muchas cosas, pero especialmente aparcamiento en verano y es un bien muy necesario».

Fotos

Vídeos