Basura y pintadas en uno de los emblemas de la villa llanisca

LAURA CASTRO LLANES.

Bolsas, envases, envoltorios, vasos de plástico... Estos son algunos de los objetos que los visitantes se pueden encontrar en los huecos que dejan los bloques de hormigón a lo largo del paseo del puerto. Una imagen que denota la falta de civismo de algunos visitantes y vecinos que ven en los 'Cubos de la memoria' un vertedero. «Entre lo mal conservados que están y que cuando te acercas ves la basura entre las piezas, dan una imagen total de abandono», denuncian algunos turistas. Otros se muestran sorprendidos por la s escasas medidas de seguridad de la obra y aseguran que con el cartel de advertencia no es suficiente.

Las vistas de los cubos empeoran con las pintadas que han aparecido en algunos de los bloques de hormigón. «Se supone que es una obra de arte. El hecho de que esté en la calle y al alcance de la mano, no da derecho a dañarla», criticó Alfonso Miranda, profesor de Alicante que visita la villa llanisca estos días junto a su mujer, Eva Casado. «La falta de educación de algunas personas es descarada», puntualizó la alicantina. Lo cierto es que las pintadas no solo han aparecido en los cubos, sino también en las paredes del paseo del puerto y en la zona de la lonja.

Fotos

Vídeos