Borona para los vecinos cántabros

Responsables de los encuentros astur-cántabros. /  J. GARCÍA
Responsables de los encuentros astur-cántabros. / J. GARCÍA

La Sociedad Etnográfica de Ribadesella acude a Marino de Cudeyo para preparar sus décimos encuentros

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El municipio cántabro de Marina de Cudeyo ha asumido el reto y organizará los X Encuentros Astur-Cántabros, un hermanamiento entre comunidades que regresa a la costa después de cinco ediciones consecutivas de celebración en núcleos del interior. De esta manera, Marina de Cudeyo toma el relevo que le han dejado Cangas de Onís y el resto de municipios que apostaron por un evento nacido en Ribadesella e impulsado por la Sociedad Etnográfica local en el año 2008. En la lista le siguieron Reocín, Ribadedeva, San Vicente de la Barquera, Ponga, Cabezón de la Sal, Peñamellera Baja, Valderredible y Cangas de Onís.

En 2018 le tocará a Marina de Cudeyo, ayuntamiento que no estará solo en la organización, sino debidamente respaldado por el todo Gobierno de Cantabria, una circunstancia que quiso destacar el presidente de la Etnográfica riosellana, Francisco Elías Pando. «La verdad es que los cántabros lo cogen con un entusiasmo y una ilusión que desborda a cualquiera. Nosotros estamos a años luz. Ya nos gustaría contar con el mismo respaldo del Gobierno asturiano que ni siquiera acude a los actos oficiales», lamentó.

El día grande de los encuentros de esta décima edición será el viernes 24 de agosto. No obstante, para ir abriendo boca antes de esa fecha, este sábado se celebrará un primer contacto astur-cántabro en Pedreña. «Nos hemos reunido en un par de ocasiones, pero como tienen tantas ganas de probar nuestra borona preñada, hasta allí nos desplazaremos un grupo de riosellanos encabezados por la Sociedad Etnográfica», explicó Elías Pando.

Este año, además, las actividades vinculadas a los encuentros se desarrollarán a lo largo de todo el año. De este modo la organización pretende dar un salto cualitativo que podría servir para fortalecer aún más el espíritu de la vetusta Asturias de Santillana, origen de los encuentros. En una de las reuniones que Francisco Elías Pando mantuvo con el alcalde de Marina de Cudeyo, Severiano Ballesteros, primo del famoso golfista, también participó Fernando Fernández, el regidor de Valderredible, municipio que organizó la octava edición de estos encuentros entre comunidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos