Cabrales ratifica que el Consejo Regulador gestione las cuevas para madurar el queso

L. RAMOS CARREÑA.

Todo aquel que a partir de ahora desee recurrir a alguna de las numerosas cuevas que encierran las entrañas de Peñamellera Alta y el concejo cabraliego para madurar sus quesos deberá presentar primero una solicitud ante el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida de Cabrales. Así lo ratificó ayer al mediodía el Pleno del Consistorio cabraliego al aprobar, por unanimidad y de forma definitiva, la ordenanza reguladora de la utilización de las citadas cavidades.

«Así conseguimos poner orden al uso de las cuevas. Antes las gestionaban los propios queseros y siempre se respetaron las zonas de unos y otros, pero hace poco hubo algún que otro problema con queseros que venían de otros concejos y querían ocupar las grutas del territorio que abarca la denominación, así que nos pusimos de acuerdo con el Ayuntamiento de Peñamellera Alta y con el Consejo Regulador para sacar la ordenanza adelante», explicó el edil Fernando Nava.

El Pleno de ayer también aprobó por unanimidad y de forma provisional una modificación puntual de las Normas Subsidiarias del concejo para permitir reducir la superficie de terreno exigible a la hora de poner en marcha una quesería. «Antes se pedían 10.000 metros cuadrados y ahora se reducirá a 3.000, pues teniendo en cuenta la orografía de Cabrales es complicado encontrar fincas de semejante extensión», indicó Nava.

Finalmente, la corporación acordó paralizar el cobro de plusvalías por la venta de inmuebles hasta que se normalice la situación.

Fotos

Vídeos