Cangas de Onis insta al Principado a incluir el tren cremallera en su plan de movilidad

Hilera de vehículos estacionados en el arcén de la carretera a Los Lagos el último fin de semana del mes de enero./JUAN LLACA
Hilera de vehículos estacionados en el arcén de la carretera a Los Lagos el último fin de semana del mes de enero. / JUAN LLACA

Ayuntamiento y empresarios rechazan que las aglomeraciones en Picos sean un «problema puntual» como sostiene el consejero de Turismo

GLORIA POMARADACANGAS DE ONÍS.

Ni «puntual» ni focalizado «en verano». Los empresarios de los Picos de Europa y los ayuntamientos de mayor afluencia turística, como Cangas de Onís, tienen una percepción bien distinta de la frecuencia de las aglomeraciones referidas este jueves en el pleno de la Junta General por el consejero de Turismo, Isaac Pola. «Hay aglomeraciones todo el año en Los Lagos, sobre todo los fines de semana que hace buen tiempo», indica el presidentes de la Asociación de Empresarios de los Picos de Europa (Incatur), José Antonio Sánchez. La misma observación apunta el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro: «Estamos viendo que no es un problema puntual, cada fin de semana en Los Lagos se forman atascos».

El origen de los embotellamientos en la zona, punto ineludible de la visita a los Picos de Europa, indican, se encuentra «en la falta de regulación del tráfico». «Cuando se deja subir a los coches sin control, todos quieren llegar hasta el aparcamiento del lago Ercina», explica el regidor cangués. La situación, añade, se produce ante la ausencia de personal de control que derive a los vehículos hacia el aparcamiento de Buferrera. La estampa habitual en la carretera a Los Lagos es la del «parking de Buferrera medio vacío» y los coches estacionados en los arcenes de la CO-4, apuntan desde la asociación de empresarios. «Sin controladores está desprotegido, la gente aparca donde le parece y así se forman esos atascos todos los fines de semana», indica Sánchez.

Ante esta problemática, tanto Incatur como el Ayuntamiento de Cangas de Onís lo tienen claro: la solución es el tren cremallera. «Regularía la entrada de visitantes, la movilidad sostenible tiene que ir por ahí», defiende Sánchez. «El tren cremallera es la apuesta del Ayuntamiento y lo que se aprobó en la Junta, confío en que el Principado esté trabajando para tener rápido un medio de transporte limpio», expresa el alcalde cangués. En su intervención ante la cámara de este jueves, el consejero de Turismo anunció la intención del Gobierno regional de «presentar en próximas fechas propuestas sobre diseño de planes de movilidad sostenible, eléctrica en la medida de lo posible, que se están desarrollando junto al sector empresarial». Por el momento, los empresarios de Picos dicen no haber participado en tales desarrollos, como tampoco en el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque, cuya aprobación está prevista para este año. El Principado fía a ese documento regulador la resolución de las aglomeraciones turísticas. «Somos trescientas empresas de Picos y no nos tienen en cuenta», lamentan desde Incatur, que ya avanza que está «a la expectativa para comunicar las cosas perjudiciales que veamos».

Una de las últimas propuestas en materia de movilidad en la zona de Los Lagos fue esbozada en noviembre. Entonces, la consejería de Infraestructuras adelantó un proyecto elaborado en colaboración con la Dirección General de Tráfico para instalar barreras en el acceso a la carretera CO-4 y paneles con información acerca de la disponibilidad de espacio de estacionamiento. Sin que desde entonces consten nuevos avances en el Consistorio, tanto el equipo de gobierno como los empresarios recelan de la medida. «No es una solución efectiva, es uno de esos globos sonda que sacan de vez en cuando», señala Sánchez. «Lo vería bien si fuese acompañado de personal», insiste González Castro, a la par que recuerda que, de implantarse, el Ayuntamiento necesitaría un plazo amplío para informar y tramitar los vehículos autorizados, entre ellos los ganaderos.

Funicular de El Cuetón

La aglomeración de visitantes en los Picos de Europa no es un problema exclusivo de Cangas de Onís. En concejos como Cabrales, donde los visitantes en la zona del espacio protegido aumentaron un 8,92% el pasado año, la afluencia se concentra «en Semana Santa y verano», señala el alcalde, Francisco González. La apuesta por transportes eléctricos del Principado es bien recibida, pues el equipo de gobierno recuerda que existe un proyecto de teleférico de Poo a El Cuetón sin desarrollar.

«Sería una forma de desestacionalizar el turismo», defiende el regidor. De hecho, recuerda, llegó a existir un grupo de inversores dispuesto a aportar financiación. Una vez estén «las cosas claras y bien definidas», desde el Ayuntamiento señalan su intención de volver a presentar al Principado el proyecto del funicular a El Cuetón, enclave situado a 1.651 metros de altura y con vistas panorámicas. La idea es instalar la estación base en Carreña, desde donde el funicular remontaría una distancia aproximada de 5.000 metros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos