La carretera de Picu Ramonón abrirá al tráfico «a finales de la próxima semana»

Los empresarios afectados por el corte de Picu Ramonón, durante la reunión que mantuvieron ayer en La Huertona. / JUAN LLACA
Los empresarios afectados por el corte de Picu Ramonón, durante la reunión que mantuvieron ayer en La Huertona. / JUAN LLACA

El Ayuntamiento de Ribadesella no descarta ampliar los turnos, mientras que los afectados exigen ya trabajos las 24 horas

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El corte de carretera por obras en Picu Ramonón ha abierto una brecha en el Ayuntamiento. A la enorme trinchera excavada en plena calzada de la RS-2 se une así la fisura surgida en las relaciones políticas entre Foro Asturias, en el gobierno, y el Partido Popular, grupo de la oposición con el que pactaron los presupuestos de 2017 y con el que esperan firmar los de 2018. El presidente de los populares riosellanos, Juan Manuel Blanco, denunciaba esta semana la «lamentable y penosa» gestión municipal de una obra de saneamiento que mantiene cortada la mencionada carretera desde hace cuatro semanas.

La réplica se la daba el concejal de Tráfico, Obras y Servicios, Enrique Gancedo, quien responsabilizó directamente al PP «por su dejadez y sus prisas a la hora de acabar las obras de saneamiento en el momento en el que estas se ejecutaron bajo su mandato». Gancedo añadió que Ribadesella está «pagando las consecuencias de la mala gestión que hizo el PP con aquella obra». «Las pagamos hace dos años en Puente del Pilar y ahora las estamos pagando en Picu Ramonón y en la calle Marqueses de Argüelles con hundimientos continuos en la calzada», argumentó el concejal. Gancedo defendió, además, el modelo de señalización instalada en las carreteras de uso alternativo y anunció que no se van a cambiar «porque cuando lleguen, la carretera ya estará abierta». Las previsiones apuntan a que se abrirá al tráfico «a finales de la semana que viene o principios de la siguiente». De hecho, la empresa no descarta ampliar los turnos de trabajo a los domingos. Además, en la actualidad se están utilizando cuatro bombas para achicar el agua en las pleamares y trabajar así durante más tiempo.

El concejal de obras calificó como «sarta de tonterías» algunas de las declaraciones realizadas por el presidente de los populares riosellanos. Sobre todo, aquellas en las que descalificó el tipo de maquinaria que se está utilizando. «Él tiene una empresa de jardinería y no creo que estrene segadora cada vez que arregla y acondiciona un jardín», contestó. Enrique Gancedo no prometió nada sobre posibles compensaciones a los afectados «porque eso no está en su mano», aunque anunció que el Ayuntamiento solicitará al Principado la reparación integral de la carretera de San Miguel, la que más tráfico ha soportado estas cuatro semanas con motivo del cierre en Picu Ramonón. «Al igual que hacen obras por otros concejos, que nos asfalten esa carretera en cuanto se abra el cierre actual», reclamó Gancedo.

Un mes sin clientes

Por su parte, los empresarios afectados económicamente por el corte de la carreta pretenden que el Ayuntamiento tramite una reunión inmediata con los responsables de la Consejería de Infraestructuras, que financia y dirige las obras de saneamiento que mantienen el corte desde hace un mes. Quieren que «alguien de la consejería que tenga capacidad de decisión nos confirme una fecha fija de apertura», aseguró el exalcalde, José Miranda, propietario de un hotel y varios alojamientos turísticos en la zona.

Los siete empresarios reunidos este jueves en La Huertona insistieron en la necesidad de aumentar el ritmo de trabajo a «sábados, domingos y festivos a tres turnos, durante las 24 horas del día». Según dijo el propietario de La Madreña, Javier Ardines, hasta ahora «han trabajado a ritmo de burra y con maquinaria vieja». Este empresario acumula cuatro semanas sin clientes en su restaurante.

Lo mismo le ocurre a Roberto Capín, propietario del Mesón La Fuente de L'Alisal, quien criticó la «deficiente» señalización instalada y reclamó letreros más grandes. También pidió recuperar el doble sentido en la carretera de Ardines. «Es una estupidez tenerla como única dirección porque en el verano soporta mucho más tráfico que ahora y es de doble sentido», añadió. A este respecto, Miranda cree que el Ayuntamiento podría habilitar unos apartaderos para facilitar el cruce de vehículos en los tramos más estrechos.

La nota decepcionante de la reunión de este jueves fue la escasa participación. Solo asistieron siete empresarios, muchos menos de los que acudieron a la reunión del 30 de enero pasado. Además, esta vez no se personó ningún vecino «ni ningún ganadero, a pesar de que estos también están afectados, porque el corte perjudica a los recogedores de leche y a los repartidores de piensos», detalló Capín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos