Los cazadores harán una batida de lobos cada semana en el Cuera

Los cazadores harán una batida de lobos cada semana en el Cuera

Estos días se llevará a cabo la primera con la participación de quince monteros de Cabrales, Llanes y Peñamellera Alta, además de la guardería

LAURA CASTRO LLANES.

Esta semana regresan las batidas para el control de la población de lobos en el Cuera. La última actuación en esta sierra prelitoral tuvo lugar el pasado 6 de abril, cuando la guardería logró abatir dos cánidos. La que se llevará a cabo estos días incluye una novedad importante: participarán cazadores de los cotos de Cabrales, Llanes y Peñamellera Alta. Esta iniciativa responde a lo expuesto a finales de agosto por Fernando Lastra, consejero de Medio Ambiente, tras una reunión con los alcaldes del Oriente, cuando aseguró que los monteros podrían cooperar con la Guardería del Medio Natural en las batidas de control.

En total, serán quince los cazadores que lleven a cabo la primera actuación de este tipo en el Cuera, cinco de cada uno de los cotos. Ayer sus coordinadores se reunieron con varios portavoces de las Juntas Ganaderas de Cabrales, Peñamellera Alta y Llanes y con personal de la guardería. El objetivo es realizar una cacería conjunta cada semana hasta que la población de cánidos en esta sierra prelitoral esté «controlada». La fecha exacta se decidirá con 24 horas de antelación y en función de la predicción meteorológica. La Consejería ya dispone de un listado con los datos de todos los cazadores que participarán en las mismas, por lo que la guardería puede fijar el día de la cacería con celeridad.

En estas batidas no habrá cupo de ejemplares, pues se trata de zonas catalogadas como de «presencia esporádica» de cánidos dentro del II Plan del Lobo. No obstante, todos los animales abatidos deberán ser entregados a la guardería, pues no están contemplados como especie cinegética y por tanto «no existe la posibilidad de sacar aprovechamiento alguno». Asimismo, desde la Federación Asturiana de Cazadores recalcan que «en ningún caso, son los monteros los que solicitan realizar estas batidas, sino que se trata de un mero apoyo ante el aumento de los daños sufridos por los ganaderos». Unas pérdidas que también los cazadores notan en las bajas producidas en especies cinegéticas como jabalíes o venados, como señaló el presidente de la federación, Valentín Morán.

Desde la Consejería de Medio Ambiente defienden esta medida ante una situación «crítica» causada por el «incremento de los daños» a la cabaña ganadera y por «la falta de capacidad, con medios propios técnicos y humanos, de la Administración que no han posibilitado el cumplimiento de los objetivos del Programa de Actuaciones de Control en los últimos años». De hecho, las cifras más recientes aportadas por los técnicos del Principado revelan que en la actualidad existen cuarenta manadas de lobos en la región, con diez ejemplares de media cada una. Unos datos que arrojan un incremento de dos grupos más que los registrados en mayo y diez más de los que constaban en 2015.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos