Los cazadores ven de «sentido común» el poder abatir lobos en el Cuera

Uno de los dos lobos que se abaiteron en el Cuera el 5 de abril en una batida organizada por el Princiado. / E. C.
Uno de los dos lobos que se abaiteron en el Cuera el 5 de abril en una batida organizada por el Princiado. / E. C.

«Esperamos que no la quieran poner como especie cinegética, pues nos hundirían», advierten desde las sociedades de caza del Oriente

LUCÍA RAMOS LLANES.

«Una medida muy sensata, pero que llega demasiado tarde». Así se referían ayer en las sociedades de caza del Oriente a la noticia de que, a partir de mediados de septiembre, podrán abatir lobos en la sierra del Cuera. Esta decisión, que forma parte de un conjunto de medidas que el Principado pretende llevar a cabo para impulsar el Plan del Lobo ante un aumento de ejemplares de esta especie en la región, así como un incremento en los daños a la cabaña ganadera, fue adelantada por el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, a varios regidores de la comarca durante una reunión mantenida en Benia de Onís este miércoles.

Una vez finalizada la misma, el alcalde de Cabrales, Francisco González, señalaba que «los cazadores van a poder intervenir en las batidas de lobos. En la zona libre de estos cánidos, la sierra del Cuera, las sociedades cinegéticas van a tener libre disposición de batidas, previa solicitud», agregó.

La medida era recibida a primera hora de la mañana de ayer con satisfacción por parte de las agrupaciones de caza, quienes ya hace años se ofrecieron para echar una mano a la Guardería del Principado en las campañas de control del lobo. «Es una gran iniciativa que se tendría que haber puesto en marcha ya hace tiempo, pero llega ahora y estamos totalmente dispuestos a colaborar», indicaba el presidente de la sociedad de cazadores El Jabalí de Cabrales, José Vigil. Y recordó que el colectivo ya colabora con el Parque Nacional de Picos de Europa en las campañas de control del jabalí.

«En Alevia (Peñamellera Baja) hay un pastor que este año ya perdió más de setenta animales»

Para el presidente de la sociedad cinegética El Argayu de Peñamellera Baja, Manuel Berdial, que sean cazadores de la zona quienes se hagan cargo de este asunto «dará una mayor confianza a vecinos y ganaderos. De hecho, sobre el 80% de cazadores de la zona tienen ganado, así que estamos muy concienciados con este problema», apuntó. Los daños a la cabaña ganadera en el entorno del Cuera, aseveró, llevan tiempo incrementándose notablemente. «Hace apenas dos días le mataron dos ovejas a un pastor en Ruenes (Peñamellera Alta) y hay otro en Alevia (Peñamellera Baja) que en lo que va de año perdió a más de setenta animales por causa del lobo, más todos los que no encontró», indicó Berdial.

Vigil, por su parte, advertía que «el hecho de que los cazadores intervengan en el control de lobos no significa, ni mucho menos, que se vaya a acabar con la especie. Pero este tema era un clamor, pues quienes vivimos entre ganaderos y pastores les vemos desmoralizados todos los días por los daños y bajas que sufren», relató.

Su colega peñamellerano sí manifestó su temor a que «la estrategia del Principado sea dejar que se abatan unos cuantos lobos este año de cara a ponerlo como especie cinegética en un futuro. Si hacen eso, nos hunden, pues tendríamos que hacernos cargo de los daños que produzcan y no podemos hacer frente a algo así. Acabaría con las sociedades de caza», aseveró.

Más noticias

Fotos

Vídeos