Celorio, fiel a la Virgen del Carmen

La Virgen del Carmen es recibida por las aldeanas a su salida de la iglesia de Celorio. / JUAN LLACA

La procesión paró frente al Cantábrico para recordar a los emigrantes y ausentesEn una soleada e interminable mañana el programa contaba con traslado de los ramos, procesión, misa y festival folclórico

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

El concejo de Llanes arde en fiestas en los días finales del mes de julio y ayer eran los vecinos de Celorio quienes homenajeaban a la Virgen del Carmen. El programa de actos contaba con traslado de los ramos desde el Colláu, procesión hasta la orilla del Cantábrico, misa cantada por el coro San Martín de Sotrondio y festival folclórico.

Desde el barrio del Colláu, como marca la tradición, salían a mediodía tres artísticos ramos colmados de pan artesanal. El de los alevines a hombros de Rodrigo Robledo, Juan Antonio Oves, Carlos Álvarez y José Ramón Fonticiella. El de los jóvenes trasladado por Gonzalo Llorente, Bernardo Prieto, Julián Cue y Pablo Argüelles, mientras que el de los veteranos lo conducían Diego Rozada, Santiago Prieto, Francisco Cantero y Alex Sotres.

Por delante de ellos marchaba una bandina de gaitas y un poco más atrás el afamado gaitero Santi Galguera, acompañado por Ángel Rey, tamboritero de Vibaño. De la comitiva también formaban parte más de 200 niñas y mozas enfundadas en el traje de llanisca y no faltaban los mozos de porruano, siendo el más joven entre todos ellos el niño Diego Carriles Robles, de tres meses.

El cortejo folclórico llegó hasta la puerta de la iglesia parroquial de San Salvador con el fin de recoger las andas con la imagen de la Virgen del Carmen y, a continuación, se formaba una concurrida procesión.

De la amplia comitiva formaban parte los ramos, los gaiteros, las aldeanas y los estandartes del Corazón de Jesús, San Miguel, la Virgen del Carmen y de la Orden Tercera del Carmen, en manos de José Carlos Lledías, el mexicano Manuel Martínez Pellón, Fernando Fernández Castrillón y Paulino Rubio, respectivamente. Y las andas con la imagen de la Virgen del Carmen, en cuyos varales se fueron turnando una decena de voluntarios costaleros.

Parada frente al Cantábrico

Al llegar la imagen de la Virgen del Carmen a la zona de la Rotonda, frente al mar Cantábrico, por encima de la abarrotada playa de Las Cámaras, la comitiva se detuvo para recordar a los celorianos emigrantes y a los ausentes. En ese momento, la coral San Martín, formada por 22 voces y dirigida por Justo González Antuña, entonaba una emocionante Salve. La procesión continuó su viaje hacia la iglesia parroquial, mientras que cientos de bañistas se enfrentaban al embravecido mar que ayer azotaba la costa llanisca. La misa fue canta por la coral sotrondina, que finalizaba su actuación con la Salve Marinera.

Y cuando la mañana se había convertido en tarde, el grupo de bailes local ofrecía un interesante festival folclórico. Acompañados a la gaita por Santi Galguera y al tambor por Ángel Rey, los más pequeños celorianos interpretaban la Jota de Leitariegos, el Quirosanu y el Xiringüelín, mientras que los jóvenes bailaban las jotas de Cadavedo y el Cuera y el Xiringüelu de Naves, para poner el broche de oro a una soleada e interminable jornada con el espectacular Pericote de Llanes.

Temas

Llanes

Fotos

Vídeos