Un centenar de chavales participan en la plantación de la hoguera infantil de la Blanca

Casi un centenar de chavales se turnaron en el traslado de la hoguera de la Blanca.
Casi un centenar de chavales se turnaron en el traslado de la hoguera de la Blanca. / JUAN LLACA

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

Los niños y niñas que son simpatizantes de la Virgen de la Blanca, en Nueva de Llanes, plantaban ayer una hoguera como antesala a las fechas centrales de los festejos que tendrán lugar los días 7 y 8 de septiembre. La comitiva folclórica salía del puente sobre el río Ereba y eran casi un centenar los chavales que se fueron turnando en el traslado del eucalipto. Marchaban jaleados por más de medio centenar de chiquillas tocando la pandereta.

Tras la tradicional parada en la plaza de Laverde Ruiz, plantaban el árbol en la plazuela del Hospital. Antes y después de que eso ocurriera, el grupo folclórico del bando daba vida a un interminable festival folclórico con la interpretación del Quirosanu, el Fandango, el Xiringüelu de Naves, las jotas de Cadavedo y el Cuera, el Trepeletré y el Pericote. Además, los chavales, que dieron buena cuenta a una reparadora merienda, recibieron la visita de Skye y Marshall, personajes de la Patrulla Canina.

Con iniciativas de este tipo en Nueva se aseguran de que la devoción por estas fiestas arraigue en los niños y chavales y la tradición se mantenga.

Fotos

Vídeos