Charo Fernández tilda de «cicateras» las inversiones del Principado en la cueva

J. GARCÍA RIBADESELLA.

El acto de presentación del programa conmemorativo del 50 Aniversario de Tito Bustillo, celebrado ayer en la Casa de Cultura de Ribadesella dejó boquiabiertos a muchos de los presentes. El acto, al que acudió la directora general de Patrimonio Cultural, Otilia Requejo, se cerró con la intervención de la alcaldesa, Charo Fernández, quien no se mordió la lengua a la hora de hablar de las «cicateras» inversiones del Principado de Asturias en la cueva riosellana.

La regidora lamentó el «vergonzoso» estado que presenta el edificio de entrada a la cueva, «con goteras, suciedad y desprendimientos» y pidió «unos euros» para mejorar su imagen, «ahora que el Ayuntamiento de Ribadesella está invirtiendo 300.000 euros en adecuar todo el entorno», en referencia a la urbanización de la avenida de Tito Bustillo.

Charo Fernández censuró que el Principado haya sido «cicatero» incluso con la señalización de la caverna, existente tanto en la carretera nacional como en la autovía del Cantábrico «gracias al Consistorio riosellano, que costeó su instalación ocho años después de su declaración como Patrimonio de la Humanidad».

Y recordó que el Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo, inaugurado en 2011, sigue sin responder a lo que pidieron los riosellanos, «aunque también sabemos reconocer la labor que realiza el personal de centro». En este aspecto coincidió con Otilia Otero, quien calificó como «encomiable» la gestión que se está llevando a cabo en el mismo.

Charo Fernández se declaró «hincha» de la cueva «porque es nuestro tesoro y nos gusta presumir de ella». Por ese motivo, para calmar las tensiones de sus palabras, regaló una reproducción de la famosa cabeza de caballo de Tito Bustillo a la directora general y a cada uno de los descubridores presentes en el acto, Amparo Izquierdo, Eloísa Fernández Bustillo, Jesús Manuel Fernández Malvárez y Ruperto Álvarez Ramos.

Los cuatro agradecieron los gestos que todo el mundo les está brindado estos días, pero sin olvidarse de quienes les rescataron del olvido hace diez años, la Sociedad Etnográfica y la Sociedad Cultural y Deportiva de Ribadesella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos