Cien bocas para un xatu casín

Parte de los comensales que ayer se reunieron en Cabañón para degustar un ternero casín. /  J. LLACA
Parte de los comensales que ayer se reunieron en Cabañón para degustar un ternero casín. / J. LLACA

La sidrería Cabañón recibió a más 120 comensales que degustaron un ternero de Montaña, de 270 kilos a la canal y criado en la Moría

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

La sidrería Cabañón, ubicada en la localidad llanisca de Naves, celebraba en la tarde de ayer su X Jornada del Xatu Casín de la Moría, un tradicional evento gastronómico en el que participaron más de 120 comensales llegados desde diferentes lugares de Asturias y Cantabria. Con un menú largo y contundente, los asistentes dieron buena cuenta de un ternero casín, de 270 kilos a la canal, criado por Jorge Raúl Alonso en la grandiosa pradería de la Moría, a orillas del Cantábrico. De diseñar el contenido del menú y permanecer atenta a los fogones se encargó Carmen Flor Gutiérrez y de atender la parrilla, con su habitual maestría, se preocupó Jacinto Vela Carriles, propietario de la acreditada sidrería y lagar.

De entrada, el centenar largo de comensales se enfrentó a tres especialidades: hígado encebollado, miniborona y croquetas de xatu, para continuar con una minuta de la que formaban parte sopa de gallina, callos, costillas, carne guisada con patatinas y pimientos, cachopinos con ensalada, solomillo a la pimienta con champiñones y puré de patatas, entrecot y chuletón. De postre se sirvió tarta de nuez sobre arroz con leche.

La sobremesa sirvió para poner en valor multitud de vivencias y anécdotas entre personas unidas desde hace muchos años por vínculos de amistad. Algunos comensales alargaron su presencia en la sidrería hasta bien entrada la noche. «La comida resultó excelente y la carne extraordinaria», valoraron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos