PP e IU cierran filas en torno al alcalde llanisco tras la denuncia de la Fiscalía

Javier Ardines (IU), primero por la izquierda, Juan Carlos Armas (PP), junto a él, y Marián García de la Llana (Foro), primera por la derecha, durante el último Pleno municipal de Llanes. / NEL ACEBAL
Javier Ardines (IU), primero por la izquierda, Juan Carlos Armas (PP), junto a él, y Marián García de la Llana (Foro), primera por la derecha, durante el último Pleno municipal de Llanes. / NEL ACEBAL

Foro, por su parte, decide mantenerse al margen mientras espera a que la jueza se pronuncie y vuelve a mostrarse «en contra de judicializar la política municipal»

LUCÍA RAMOS LLANES.

Convulsa vuelta de las Navidades en el Consistorio llanisco. La semana comenzaba con la noticia de que la Fiscalía del Principado de Asturias había decidido denunciar ante el Juzgado al alcalde, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), por la contratación, en otoño de 2016, de una consultora externa para que analizase las cuentas municipales. Dicha denuncia, hecha pública en la tarde del lunes por el propio regidor, llegaba después de que en agosto del pasado ejercicio el ministerio fiscal abriese diligencias de investigación tras recibir una denuncia y apreciase durante las mismas indicios de sendos posibles delitos de prevaricación y revelación de secretos.

Superada la sorpresa inicial, tanto PP como IU, dos de los partidos que gobiernan en Llanes junto a la formación a la que pertenece el alcalde, cerraban filas en torno a su persona, mientras que el cuarto en discordia, Foro, prefería mantenerse al margen y no entrar en valoraciones «por el momento».

Así, el portavoz municipal popular y segundo teniente de alcalde, Juan Carlos Armas, recordaba cómo «en su día el alcalde estaba presionado por su agrupación, donde entendían, según les manifestaron sus asesores, que los presupuestos municipales tenían graves errores». Por ese motivo, continuó, Riestra «decidió asesorarse de forma externa, pues no tenía otra forma». En opinión del concejal, el procedimiento que ahora se abra en los juzgados llaniscos «no tendrá mucho recorrido, pues el alcalde no conocía a ninguna de las empresas, pidió ofertas a más de una y se quedó con la que ofrecía un menor plazo y precio más bajo. No hay más historia», aseveró Armas.

En términos similares se expresaba el portavoz municipal de IU, Javier Ardines, para quien la denuncia «no deja de ser un capítulo más del espectáculo de la política local de Llanes, donde las discusiones políticas se llevan a los tribunales». El edil considera que, «como ya sucedió en otros casos», lo más probable es que «al tratarse de un tema político, la Justicia se ponga de perfil». También él recordó, como Armas, la «presión» que sufrió Riestra en su día respecto a «la posibilidad de incurrir en causas penales en caso de aprobar los presupuestos tal y como estaban elaborados». Ardines señaló también que «de lo que no se da cuenta la gente es de que estos procedimientos conllevan unos gastos que se restarán de otros apartados, como el de inversión».

Finalmente, la portavoz municipal de Foro y teniente de alcalde, Marián García de la Llana, rechazaba entrar en valoraciones acerca de la actuación del alcalde. «Hay que tener cautela, pues en realidad no sabemos nada acerca de este asunto que ahora está en manos de la Justicia. Si existen irregularidades en la contratación de la consultora externa, será la jueza quien hable de ellas, mientras tanto desde Foro no queremos hacer elucubraciones ni suposiciones sin base», manifestó. En lo que sí volvió a insistir, como ya hizo en situaciones anteriores con ocasión, por ejemplo, de la decisión de Enrique Riestra de recurrir dos causas archivadas contra ediles socialistas, fue en su oposición a que «se judicialice la política municipal. Considero, y así se lo transmití en su día al alcalde, que esa forma de actuar es un error», apuntaba ayer De la Llana.

Abuso de contratos menores

Quien también salía a la palestra para pronunciarse acerca de la denuncia interpuesta por la Fiscalía contra el regidor llanisco era su excompañero de formación Alfonso Miyares, hoy concejal no adscrito después de que Vecinos por Llanes decidiera expulsarle por no cumplir el mandato de la asamblea y mantener su postura contraria a la aprobación de los presupuestos de 2016. Los mismo presupuestos que llevaron a Riestra a contratar a una consultora externa para que los analizase.

En este sentido, Miyares recordaba que el código ético de la formación contempla «la renuncia de forma inmediata a todos los cargos ante la imputación, proceso o condena por faltas y delitos» como el de «prevaricación con ánimo de lucro» e instaba a Vecinos por Llanes a «utilizar la misma vara de medir y la pulcritud» que se empleó a la hora de expulsarle a él por saltarse el mandato de la asamblea. «A mí rápidamente se me cortó la cabeza, ¿acaso unas llevan corona y pesan más que otras?», se preguntaba.

El edil también recordó, como ya hizo en varios plenos, que «según las estadísticas que todo el mundo puede consultar en la página del Ayuntamiento, más del 90% de los contratos son menores. Sospecho que puede haber un abuso de este tipo de contratos, de fraccionamiento, para evitar que los trabajos salgan a información pública en el BOPA y que, por tanto, pueda haber una mayor concurrencia de empresas», apostilló.

Más noticias

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos