Los padres temen el cierre de la escuela de Lastres

Los padres temen que Educación opte por derivar a los niños a Colunga. / Nel Acebal

La plaza de primaria no está cubierta y se niegan a llevar a sus hijos al centro de Colunga

LAURA CASTRO

“No vamos a dejar que cierren nuestra escuela”. Esta es la postura de los padres de Lastres frente a la posibilidad de que la plaza para profesor de primaria quede descubierta y desde la Consejería de Educación puedan optar por cerrar la escuela. “Nos lo llevan insinuando mucho tiempo y nos dicen que habiendo un colegio ya en la capital del concejo debemos plantearnos llevar allí a nuestros hijos”, señaló María José Pertierra Montoto, miembro de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Matemático Pedrayes, quien añadió que “ya en otras ocasiones intentaron clausurarlo”.

Desde el Ayuntamiento de Colunga, a través de la Concejalía de Educación, les han mostrado su apoyo y les han garantizado que harán todo lo posible por mantener abierto el centro, según confirmaron desde la AMPA. Sin embargo, la decisión depende del Principado de Asturias y “están a la espera de la respuesta de la consejería”, declararon los padres de Lastres.

La opción de derivar a los niños a Colunga no les satisface porque “en el centro local reciben una atención más personalizada”. Temen que si la plaza no se cubre, la directora y la docente de Infantil soliciten el concurso de traslados y abandonen el colegio “por verse desbordadas”. Además, si no hay un profesor de primaria “sería muy complicado mantener la educación bilingüe”. La plaza fue anunciada en el Boletín Oficial del Principado (BOPA), pero según denuncian los miembros de la AMPA “no están dando opciones ni facilidades” para que se cubra.

“No entendemos la situación porque cada año aumenta el número de matrículas”, criticó Clara Roza González, madre de dos alumnos, uno de Infantil y otro de primero de Educación Primaria. Esta llastrina aseguró que para el curso 2015 había 10 niños matriculados en el centro y que para el próximo contarán con 20. “Esta escuela tiene garantizado el crecimiento porque cada vez hay más bebés que en un futuro irán sumándose al alumnado actual”, señala Roza, quien añadió que “siempre se presume de Lastres como pueblo ejemplar, pero ¿quién va a querer venir a vivir aquí si nos quitan el colegio?”.

Los padres advierten de que harán todo lo posible para que el Matemático Pedrayes no se cierre. “Aquí los niños no lloran cuando entran, lloran cuando se van”, comentó Francisco Javier Rodríguez Saiz-Currás, quien agregó que “no nos van a dejar sin la escuela familiar de Lastres porque no lo vamos a permitir”. Los miembros de la AMPA están dispuestos a llevar a cabo concentraciones si no se soluciona el problema antes de que comience el nuevo curso escolar.

Fotos

Vídeos