La cofradía de Bustio se desenchufa

Jesús Peñil, María Jesús Álvarez, Alberto Vizcaíno y Dimas García ayer, durante su visita a la Cofradía de Pescadores de Bustio. / L. R.
Jesús Peñil, María Jesús Álvarez, Alberto Vizcaíno y Dimas García ayer, durante su visita a la Cofradía de Pescadores de Bustio. / L. R.

La sede de los pescadores ribadedenses ya es energéticamente autosuficiente. Con las placas solares, los aerogeneradores y las baterías de acumulación los marinos ahorrarán hasta 10.000 euros al año

LUCÍA RAMOS COLOMBRES.

En la Cofradía de Pescadores de Bustio los sustos 'de muerte' al abrir el temido sobre que contiene la factura de la luz ya son historia. Estos profesionales ribadedenses son, desde ayer, energéticamente autosuficientes tras completar su desconexión de la red eléctrica. A partir de ahora, serán el viento y los rayos del Sol quienes aporten la energía necesaria para que la maquinaria de sus instalaciones funcione sin descanso. Un funcionamiento que está garantizado incluso en los días más sombríos y faltos de corrientes gracias a las baterías de acumulación que guardan la energía que generan de más las placas solares y los molinos eólicos instalados en el puerto de Bustio. Pueden garantizar una autonomía de «entre cuatro y siete días», según explicaba ayer el gerente de la gestoría especializada en el asesoramiento e implantación de sistemas de eficiencia energética Grupo MYA, Moisés Garrido.

Fue esta pequeña empresa la encargada de dirigir un proceso que comenzó hace tres años y contó desde el primer momento con el apoyo del Principado, que aportó los 129.000 euros necesarios para hacer realidad el novedoso proyecto a través del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (Femp). «Frente a las críticas que en ocasiones recibe este fondo, estas instalaciones son un ejemplo de que el Femp repercute positivamente en el sector pesquero y de que usando la imaginación podemos alcanzar muchos nichos de inversión vinculados directamente a la mejora de la rentabilidad económica de los pescadores y sus asociaciones», manifestaba ayer la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez. Acudió acompañada por el director general de Pesca, Alberto Vizcaíno, y el presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias, Dimas García, a conocer de primera mano las instalaciones de la entidad ribadedense.

La primera

Los visitantes fueron recibidos por un exultante Jesús Peñil, presidente de la Cofradía de Pescadores de Bustio, quien se mostró encantado con el cambio. «Para nosotros la puesta en marcha de este sistema supone una ayuda muy grande, pues nos permitirá ahorrar entre 8.000 y 10.000 euros anuales, algo que para un sector que cada día tiene menos ingresos es de gran importancia». La consejera quiso recalcar, además del considerable ahorro, el hecho de que el proyecto permitirá a la entidad ribadedense «ser absolutamente autónoma, eficiente, rentable y sostenible desde el punto de vista medioambiental ya que, a partir de ahora, se abastecerá de energía limpia» e indicó que es la primera de España en tomar este camino.

Finalmente, la responsable de Desarrollo Rural recalcó que la iniciativa de la entidad de Bustio «muestra una línea de trabajo que pueden seguir en otras cofradías que quieran orientar sus inversiones en esta dirección, porque es importante encontrar proyectos imaginativos, pero realistas, que podamos desarrollar».

Fotos

Vídeos