El colegio de Infiesto cambiará su «impersonal nombre» por L'Ablanu

La comunidad educativa ha optado por esta denominación por su «sonoridad» y «relación con la cultura piloñesa»

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

El colegio público de Infiesto quiere tener un nombre. La comunidad escolar ha trabajado en los últimos meses en la elección de un apelativo que pueda representar el espíritu del centro, en relación con el territorio que lo acoge. Tras las diferentes reuniones y encuentros entre profesores, alumnos y padres el nombre que mejor acogida recibió fue el de L'Ablanu. El característico arbusto fue visto como ideal por su sonoridad, relación con la cultura y tradición asturiana y representatividad de un cultivo arraigado en Piloña.

Una vez que la elección es firme por parte de la comunidad escolar, ahora resta darle la oficialidad necesaria, a través del informe favorable de la Corporación y la aprobación plenaria. La idea de este cambio de nombre se remonta a hace cuatro años. La actual directora, Laura Fresno, introdujo esta posibilidad en el programa presentado para su mandato al frente del centro. En el último año, la iniciativa se puso sobre la mesa de forma definitiva y «recibió buena respuesta por parte de todos». De esta forma, en los últimos meses se pusieron manos a la obra para culminar el proceso. «Teníamos un nombre muy impersonal, porque el centro siempre se ha conocido como el colegio público de Infiesto, así que quisimos contar con algo más característico», comentó Fresno.

El siguiente paso fue que «los diferentes ciclos educativos hiciesen propuestas». De esta forma, también se contó con otras posibilidades como Monte Cayón, Río Piloña o Los Tritones. Sin embargo, la opción más valorada fue la de L'Ablanu, que en estas últimas horas recibió incluso el apoyo de la mayoría absoluta del consejo escolar. Ahora solo resta el informe favorable del Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos