Colunga mantiene la tradición y rinde tributo a su Virgen de Loreto

Rogelio Pando, en un momento de la puja del ramo. / NEL ACEBAL

Más de doscientas personas participaron en la misa, procesión y puja del ramo celebradas en la capital del concejo

L. RAMOS COLUNGA.

El tiempo respetó y, aunque el cielo mantuvo su tono plomizo durante toda la mañana, ni una sola gota de lluvia se atrevió a aguarles la fiesta a los devotos de la Virgen de Loreto que ayer se dieron cita en Colunga. Pasaban unos minutos de la una de la tarde cuando la iglesia de San Cristóbal El Real comenzaba a 'vomitar' gente sin parar. Todos ellos acababan de asistir a la misa que en honor a la virgen ofició el párroco Gaspar Muñiz y acompañaron con su voz y música la Camerata Vocal de Oviedo y el Cuarteto Sinfonietta Concertata.

Acto seguido comenzaba la procesión, presidida por la pequeña Laura Martínez, portando la Cruz y seguida por Mari Cruz Tejuca y los niños Marina Rodríguez y Mateo Canto, quienes custodiaban el estandarte de la Cofradía Nuestra Señora de Loreto. Les seguían los jóvenes Lucía Suárez, César Martínez, María Suárez y Alba Huerta, portando el primero de los dos ramos de panes elaborados con harinas tradicionales que más tarde subastaría el alcalde de Colunga, Rogelio Pando. El otro lo llevaron Carmen Coalla, Ana Crespo, Menchu Valle y Araceli Busta. Finalmente, la protagonista de los festejos, la Virgen, era transportada por Manuel Huerta, Enrique de Pryt, Javier Cristóbal y Carlos Baldó.

La Banda de Gaitas Picos de Europa DOP Cabrales fue la encargada de amenizar el camino hasta la capilla de Loreto.

Temas

Colunga

Fotos

Vídeos