Los comerciantes llaniscos piden regular la mendicidad y la música callejera

Un joven pide dinero en la calle Nemesio Sobrino de la capital llanisca.
Un joven pide dinero en la calle Nemesio Sobrino de la capital llanisca. / JUAN LLACA

Critican que «algunos músicos que no tocan precisamente bien se ponen a las puertas de las tiendas durante horas y mucha gente ya no entra»

LUCÍA RAMOS LLANES.

Mendigos y músicos callejeros en el punto de mira de los comerciantes llaniscos. Estos empresarios presentaban ayer mismo una solicitud en el registro del Ayuntamiento de Llanes en la que piden, entre otras cosas, la creación de una ordenanza que regule la práctica de la mencididad y la música en la calle. Insisten, además, en que «esta última no puede ser amplificada». Según explicaba ayer la presidenta de la Asociación de Comerciantes y Autónomos de Llanes (Llanescor), María José Teja, «algunos músicos que no tocan precisamente bien se ponen a las puertas de las tiendas y, además de tener que aguantarlos durante horas tocando las mismas melodías y volverse locos, los empresarios ven cómo mucha gente ya no entra en sus negocios».

Por este motivo, desde la entidad que lidera consideran que ante la falta de una ordenanza que regule esta práctica, «es preciso elaborar un documento donde se especifiquen las horas, lugares y demás requisitos para poder tocar música en la calle». Dentro del mismo texto, agregaba ayer la presidenta de Llanescor, debería tratarse la presencia de «mafias» de Europa del Este que se dedican a «practicar la mendicidad y a tratar de vender romero a los viandantes, llegando incluso a increpar a quienes no quieren darles dinero. ¿Por qué tienen los llaniscos o los visitantes que soportar algo así?», cuestionaba.

Puestos artesanos

Otra de las guerras abiertas que mantienen los comerciantes es la que les enfrenta contra la venta ambulante ilegal. Así, en el escrito registrado ayer en el Consistorio, también exigen «que se cumpla la ordenanza que regula esta actividad, aprobada el 15 de marzo de 2016, controlando principalmente los mercadillos y ferias que se instalan de forma puntual». Piden, asimismo, que «se tomen las medidas oportunas junto con la Policía Local y la Guardia Civil para erradicar la venta ambulante ilegal».

En este sentido, desde Llanescor manifestaban ayer su indignación por la futura instalación de varios puestos de artesanos en el parque de Posada Herrera, donde permanecerán durante los meses de julio y agosto. «Hace poco llegamos a un acuerdo con artesanos del concejo para permitirles realizar ferias e incluso colaborar en algunos eventos y resulta que nos enteramos, por casualidad, de esto», criticaba María José Teja, quien aseguraba que su colectivo se va a movilizar. «Ya pedimos que no se lleve a cabo, pero como finalmente se instale, vamos a ir desde el primer día para presionar y que se realicen los controles de documentación e inspecciones pertinentes», manifestó.

«Tras la dimisón de Manuel Amalio Martín, nos reunimos con Marisa Elviro, quien nos prometió atender a nuestras peticiones, entre ellas regular el mercado de los martes y hacer cumplir la ordenanza que dicta cómo debe ser la ocupación de la vía pública por parte de los establecimientos hosteleros. Sin embargo, pasa el tiempo y no cumplió nada de lo acordado, pues nos consta que en el mercado hay puestos que llevan años sin pagar y los hosteleros ocupan con sus terrazas las fachadas de nuestras tiendas y nos escancian la sidra casi encima. La edil nos toma el pelo descaradamente», criticó Teja.

Temas

Llanes

Fotos

Vídeos