Comienza esta semana el 'ataque' final a la sima más profunda de España

David Aragón, Nando Piera y Carlos Flores alcanzaron hace unos días los 1.200 metros negativos. / C. FLORES

El GREIM se suma hoy al equipo de espeleólogos que en las últimas semanas han conseguido alcanzar los 1.200 metros negativos de los 1.589 que tiene el Cerro del Cuevón

TERRY BASTERRA CARREÑA.

Diecinueve años han pasado desde que un equipo franco-español batiese el récord de nacional de profundidad en la Torca del Cerro del Cuevón alcanzando los 1.589 metros negativos. Una gesta que en casi dos décadas no se ha logrado repetir. En emular aquel logro trabajan desde 2015 un equipo formado por decenas de espeleólogos del país, dentro del proyecto '17 picos + 17 simas' y el final está cada vez más cerca.

Hace apenas unos días tres de estos expertos, Nando Piera, David Aragón y Carlos Flores, lograron descender hasta los 1.200 metros negativos. Su objetivo era bajar un poco más, hasta los menos 1.310, donde montar un nuevo vivac, pero uno de los numerosos pasos estrechos que hay que atravesar fue demasiado angosto para uno de los tres aventureros y fue físicamente imposible seguir.

Tras unos días de descanso esta semana los espeleólogos de 17 picos + 17 simas' vuelven a Cabrales a la sima más profunda de España, pero esta vez lo harán acompañados. Se va a sumar a la expedición un número importante de efectivos de Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de la Guardia Civil. En total serán más de una treintena las personas que se asienten en el campo base que se instalará en las inmediaciones de la boca de la sima, a 2.000 metros de altura en los Picos de Europa, muy cerca de donde se encuentra el refugio de montaña de Jou de los Cabrones.

Allí, según explica el espeleólogo Carlos Flores, los guardias civiles de montaña instalarán sistemas de comunicaciones y parte de ellos se introducirán en la gruta. Flores confía en que un grupo reducido de agentes consigan superar ese estrecho paso a menos 1.200 metros -presumiblemente será necesario realizar algún tipo de voladura controlada para hacerlo un poco más ancho- y alcanzar el final de la Torca del Cerro del Cuevón, a 1.589 metros de profundidad.

De lograrlo se culminaría el trabajo del proyecto '17 picos + 17 simas' , al conquistar las grutas más profundas y las montañas más altas de cada comunidad autónoma española.

Para los efectivos del GREIM que esta semana se suman a la expedición, además del propio reto deportivo, -descender a la que está considerada como una de las simas más complicadas del mundo, equiparable en alpinismo a un «ochomil de los difíciles»-, supone un importante entrenamiento de cara a tener que realizar en el futuro rescates de espeleólogos a gran profundidad. De hecho en esta cueva cabraliega ya fallecido en 2005 un deportista húngaro tras sufrir una caída de 84 metros y la recuperación de su cuerpo no fue nada sencilla. Se prolongó durante 41 horas de manera ininterrumpida.

Fotos

Vídeos