Comienza el traslado a las nuevas dependencias judiciales de Infiesto

Visita de autoridades en enero al nuevo juzgado de Infiesto. /  LLACA
Visita de autoridades en enero al nuevo juzgado de Infiesto. / LLACA

La previsión es que la instalación, ubicada en los bajos de las viviendas sociales de Xudes, entre en funcionamiento este mes

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

El traslado de las instalaciones del juzgado de Infiesto dio comienzo ayer con la presencia de una empresa de mudanzas que se encargará estos días del cambio de ubicación. Con esta operación se cumple el calendario anunciado por el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, en el transcurso de la visita que realizó a las nuevas instalaciones a principios de enero. El consejero anunció entonces que la nueva sede estaría operativa de forma plena a lo largo de la tercera semana del presente mes.

Este nuevo juzgado se ubica en los bajos de las viviendas sociales de Xudes, de titularidad autonómica, y con él se logra una importante mejora para los trabajadores y usuarios, que contarán con una superficie mucho más amplia que la que hasta ahora ofrecían los bajos del Ayuntamiento. La actuación ha permitido unificar las cuatro dependencias que operaban hasta ahora dispersas en diferentes salas del Consistorio y sin comunicación entre ellas. Además, el nuevo inmueble de dos plantas dispone de nuevos espacios de trabajo, como una sala para testigos, otra para abogados y procuradores, para reconocimientos y una más para comunicaciones y asistencia a víctimas. La superficie útil es de 728 metros cuadrados, distribuidos en 309,40 en el nivel superior, que acoge el juzgado, el Registro Civil, la clínica forense, los despachos, las salas polivalentes para los profesionales y de espera, y los aseos; y otros 356,80 metros cuadrados en el nivel inferior, donde se ubican las salas de vistas, de espera y de reconocimiento, la zona de detenidos, los calabozos, el almacén, el archivo y los aseos. La inversión ha alcanzado el medio millón de euros.

Este mes de enero se han instalado los sistemas de telecomunicaciones de voz y de datos y solo resta el traslado de archivos que ahora ha comenzado, así como los ocho trabajadores que prestan servicio en la sede judicial, que tramita anualmente más de un millar de asuntos civiles y penales de los concejos de Piloña, Nava y Cabranes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos