Las comisiones de fiestas de Llanes pedirán más seguridad en las fiestas tras la denuncia por agresión sexual

Efectivos de la Guardia Civil realizan controles en una romería. / E. C.
Efectivos de la Guardia Civil realizan controles en una romería. / E. C.

Los organizadores de festejos temen que se origine «alarma social» e indican que «no se puede generalizar, pues fue un caso aislado, por suerte»

LAURA CASTRO LLANES.

«Haremos todo lo que esté en nuestras manos para evitar estos actos que nos parecen absolutamente deleznables». Éstas fueron las palabras de Magdalena Fernández-Peña Bernaldo de Quirós, miembro del Bando de La Magdalena, tras conocer la noticia de la denuncia por agresión sexual interpuesta por una joven de 16 años durante la verbena de Celorio, el pasado domingo.

Las fiestas llaniscas de La Magdalena comenzarán el próximo fin de semana y aunque desde la comisión reconocen que «no hay un plan de acción concreto» para las agresiones de este tipo, sí que se comprometieron a reunirse con Guardia Civil, policía local y Protección Civil para incrementar la vigilancia. «Clama al cielo que tengamos que pedir precaución a las chicas y a las niñas, cuando ellas no tienen la culpa», aseveró Fernández-Peña Bernaldo de Quirós, quien añadió que «es importante recordar que, por suerte, ha sido un caso aislado y no podemos crear una alarma social. No queremos que las mujeres vuelvan a casa con miedo», apostilló.

Ideas que compartía el presidente del bando de San Roque, Javier Avello, quien llamaba a la tranquilidad al asegurar que «la colaboración con los cuerpos de seguridad es muy estrecha». Avello recordó que en todas las festividades que organiza su bando cuentan con un servicio de seguridad privada que «es fundamental y da mucha tranquilidad» e hizo especial hincapié en rememorar que «en Llanes, por suerte, nunca se habían dado este tipo de circunstancias hasta ahora». Las principales incidencias que se encuentran en las celebraciones que organiza el Bando de San Roque están relacionadas «con jóvenes que se exceden con el alcohol», tal y como afirmó su presidente.

David Prada, homólogo de Avello en el Bando de La Guía, condenó la supuesta agresión, pero rechazó hacer declaraciones al respecto.

Por su parte, el presidente de la comisión de Naves insistió en que se trataba de «un caso puntual y no se debe generalizar» y destacó que «todos los organizadores de festejos apostamos por la seguridad y será la Guardia Civil quien valore si es necesario aumentar la vigilancia en Santa Ana».

El concejal llanisco Juan Carlos Armas, encargado de la Concejalía de Festejos, aseguró que «estos sucesos son lamentables y no se pueden consentir» y comentó que se reunirá con el sargento para valorar la situación. Sin embargo, recordó que «cualquier actuación relacionada con este tipo de abusos entra dentro de la coordinación entre el Ayuntamiento, la Guardia Civil y la policía local» y que la seguridad es dominio del regidor, Enrique Riestra.

El alcalde, por su parte, rehusó hacer declaraciones acerca de un posible incremento de la protección en las fiestas del concejo tras lo acontecido en Celorio, alegando que «es un asunto sensible y no se puede entrar a hacer valoraciones». No obstante, añadió que «estos temas están fuera de las competencias locales».

En este sentido, se expresó Fernández-Peña Bernaldo de Quirós, quien señaló que «es el Consistorio el que debe tomar medidas a través del encargado de la seguridad porque los bandos tenemos poca capacidad de actuación en estos temas».

Más

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos