Complejo rescate de un escalador accidentado en la cara este del Urriellu

Un momento de la complicada intervención de los bomberos. / SEPA
Un momento de la complicada intervención de los bomberos. / SEPA

El herido, un varón de 48 años, fue trasladado al Hospital del Oriente tras una maniobra complicada por el viento y la zona donde se registró la caída

LUCÍA RAMOS CARREÑA.

Nuevo accidente en los Picos de Europa y nueva demostración de habilidad del Grupo de Rescate de los Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA). Un hombre de 48 años era rescatado ayer al mediodía después de sufrir una aparatosa caída mientras escalaba un largo en la cara este del Urriellu, a unos 180 metros de la base, en el concejo de Cabrales. El herido fue trasladado al Hospital Comarcal del Oriente de Asturias con un politrauma de pronóstico reservado.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibía el aviso a las 11.36 horas. En la llamada se indicaba que un escalador había sufrido una caída cerca de la vía Cepeda y que parecía estar en estado de inconsciencia. Inmediatamente se pasó aviso al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) y se movilizó el helicóptero medicalizado del SEPA con el grupo del que forma parte un médico rescatador.

A las 12.40 horas, el Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA comunicó que el afectado ya había sido localizado y advirtió de que las tareas de rescate iban a ser «complicadas», fundamentalmente por el viento sur que se registraba en la zona del suceso, así como por el lugar donde se encontraba el herido, de muy difícil acceso. A las 13.11 horas y tras realizar una operación de grúa en la que se desplegaron 35 metros de cable, el hombre fue izado a la aeronave y, posteriormente, evacuado a la Vega de Urriellu. Allí esperaba el médico rescatador para prestarle asistencia.

A las 11.36 horas una llamada alertó de que el hombre había sufrido una caída y parecía estar inconsciente

Mientras el herido era atendido, el helicóptero regresó al lugar del suceso para, mediante una nueva operación de grúa en la que se desplegaron 33 metros de cable, evacuar a la compañera del accidentado, una mujer de 33 años que resultó ilesa. En esta segunda maniobra también fue evacuado un bombero rescatador que había accedido a la zona anteriormente.

Finalizados ambos rescates y tras asistir al accidentado, a las 13.40 horas despegaba el helicóptero medicalizado, llegando al hospital de Arriondas ocho minutos después. El incidente se comunicó a los 112 de Cantabria y Castilla y León y, finalizada la intervención, el Grupo de Rescate de Bomberos del SEPA regresó a su base en La Morgal a las 14.55 horas.

Domingo de incidentes

El de ayer no fue el único incidente registrado en los últimos días, pues ya el domingo eran rescatadas otras dos personas en el entorno de los Picos de Europa.

El primero de ellos tenía lugar a primera hora de la jornada, cuando a las 8.41 horas el Centro de Coordinación de Emergencias recibía un aviso en el que el guarda del refugio de Urriellu indicaba que había un hombre accidentado en la cara norte del pico, en las primeras terrazas de la vía Pidal Cainejo. De inmediato se movilizó al Grupo de Rescate del SEPA, a bordo de la aeronave medicalizada.

Según explicaban fuentes oficiales del SEPA, el afectado, junto a una compañera de escalada, estaba iniciando el ascenso de la citada vía cuando se desprendió una laja de roca de la pared, provocando la caída, de unos diez metros, del varón. Éste cayó rodando hasta quedar frenado por el seguro que previamente había colocado durante la instalación de la cordada de ascenso. Fue su compañera quien se encargó de bajarle desde donde se encontraba hasta la base del Urriellu.

Tras una difícil operación complicada por la cercanía de la pared de la montaña, los rescatadores realizaron una operación de grúa en la que se desplegaron cerca de 40 metros de cable para izar la camilla con el herido y el médico. El hombre, que presentaba policontusiones y una posible fractura de cúbito y radio y otra de tobillo, fue evacuado al Hospital del Oriente.

En la misma mañana, el Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil (Greim) de Sabero (León) se desplazaba al refugio de montaña de Collado Jermoso, en el municipio leonés de Posada de Valdeón, para asistir a una mujer de 53 años que había sufrido un esguince en el tobillo izquierdo cuando realizaba una ruta de montaña por Picos de Europa y le impedía caminar. Ya en la zona y una vez que el helicóptero tomó tierra, la mujer fue evacuada en la aeronave hasta la localidad de Riaño, donde esperaba una ambulancia que la trasladó hasta el Hospital Universitario de León.

Fotos

Vídeos