Concejos de Picos urgen un cambio en las ayudas con «mínimos» para todos

Varios caballos pastan en la montaña de Covadonga, en terrenos del Parque Nacional. /  NEL ACEBAL
Varios caballos pastan en la montaña de Covadonga, en terrenos del Parque Nacional. / NEL ACEBAL

Los municipios con menor subvención piden más criterios que la población y el territorio, mientras que Cangas y Cabrales instan a «no quitar por arriba»

GLORIA POMARADA CANGAS DE ONÍS.

El año del centenario del Parque Nacional de Picos de Europa se presenta con un listado de reivindicaciones bajo el brazo, hasta ahora desatentidas. En la primera semana de la efeméride, y tras meses manifestando su malestar por la gestión del espacio, dos han sido las atenciones que han recibido los concejos con territorio. El martes, el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, se reunía con los ganaderos de Cabrales para expresarles su intención de establecer un protocolo relativo al lobo «en el primer semestre del año» y revisar la gestión del espacio protegido. Dos días después, el PP convocaba a los alcaldes y ediles populares del Parque para abordar su postura al respecto. En dicho encuentro, la formación recuperó una vieja petición de los concejos de la zona, consistente en establecer ayudas directas del Principado adicionales a los fondos aportados por el Ministerio.

La medida, ya implantada en Cantabria, cuenta con el respaldo de la mayoría de ayuntamientos de Picos -tres de los seis están gobernados por el Partido Popular-, si bien suscita dudas entre otros consistorios, como Peñamellera Alta. «Si el Principado aporta, bienvenido sea, pero debe ser el Estado quien meta más dinero porque es un Parque Nacional», recuerda el regidor, José Antonio Roque (Foro). «Los alcaldes llevamos dos años pidiendo más fondos; el dinero y quién lo pone es el problema de siempre», apunta por su parte el socialista José Manuel Abeledo, al frente del gobierno de Onís. El primer edil invita además a los diputados regionales del PP a exigir mayores cuantías al Ministerio, como dice, ya ocurre en Castilla y León. «En Oseja de Sajambre y Posada de Valdeón están haciendo dos centros de interpretación por más de tres millones de euros y eso lo hace el Gobierno central, no la comunidad», defiende. En todo caso, recuerda, «de nada sirve que te den más dinero si luego no lo puedes gastar porque hay una ley estatal que restringe» las inversiones.

Desde Amieva, con gobierno forista, recuerdan que la «balanza» de las aportaciones de Ministerio y Principado «está descompensada». «Hace dos años quedó pendiente el cambio de bases», indica el alcalde, Félix Fernández. «El año pasado», agrega Abeledo, llegaron a existir «unas bases nuevas que Intervención del Principado echó abajo».

El la última reunión del Patronato, celebrada el pasado diciembre, los alcaldes plantearon a Fernando Lastra la necesidad de introducir nuevos criterios en el reparto de ayudas, así como de establecer una línea directa de fondos del Principado. Las demandas, indican fuentes municipales, contaron con el compromiso de «estudio» por parte del titular de Medio Ambiente. Dos son los espejos en los que los concejos de Picos se miran en lo relativo a la gestión autonómica del Parque, las otras dos comunidades que están dentro del espacio protegido. En Castilla y León, dicen, ya existe un reparto de subvenciones con aportaciones para todos los municipios. En Cantabria, el Gobierno autonómico concede ayudas extra a las estatales.

«Lo que pretendemos es que haya más apoyo económico, no solo tiene que venir del Gobierno central, con el dinero del Estado no es suficiente», indica el regidor cabraliego, Francisco González (PP). En cuanto al reparto de las ayudas, el alcalde apuesta por la recepción «de un mínimo de dinero por todos los municipios». Hasta ahora, Cabrales y Cangas de Onís son los municipios que aglutinan la mayor parte de los fondos, hasta el 80% en la última convocatoria.

«Fijo» frente a «proporcional»

«No se puede recortar por arriba para dar para abajo, lo que hay que hacer es aumentar las ayudas para todos», defiende el alcalde cabraliego. En el mismo punto coinciden en Cangas de Onís. «Hay que establecer mínimos como piden los concejos pequeños, pero en proporción a la superficie que se aporta y a la población», defiende el regidor José Manuel González Castro (PP). Por su parte, en Peñamellera Baja el alcalde, el también popular José Manuel Fernández, pide que al «mínimo» se sumen cantidades en función de más criterios, como el interés medioambiental de los proyectos. «La prioridad es cambiar las bases y luego dar más dinero», expone el peñamellerano.

Frente al mínimo «proporcional» de Cangas, el regidor del vecino concejo de Onís propone una cantidad «fija», como ya ocurre «con el Fondo de Cooperación Municipal». «Sería sin entrar en concurrencia competitiva y fijando en qué se puede gastar», apuesta Abeledo, a la par que recuerda que sigue viéndose «más fuera que dentro del Parque», pues está a la espera de que el Ministerio le indique los trámites necesarios para que su concejo abandone el espacio protegido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos