Condenan al Principado por los prindajes que hizo Ponga a caballos de Piloña

Remedios Rivera, junto a su marido y otro ganadero afectado. / J. LLACA
Remedios Rivera, junto a su marido y otro ganadero afectado. / J. LLACA

Una sentencia le obliga debe devolver la multa impuesta a una ganadera y se espera que en las próximas semanas se conozcan más dictámenes en el mismo sentido

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La Consejería de Desarrollo Rural deberá devolver a una ganadera piloñesa, Remedios Rivera González, de La Vallina, en la zona de los Montes, la sanción de 1.001 euros que se le impuso tras el prindaje de ganado realizado en el concejo de Ponga. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Oviedo ha decidido anular esta sanción, obligando a la Administración a que, además de la multa, devuelva los intereses correspondientes.

Los hechos tuvieron lugar a comienzos de la primavera de 2016, cuando el Consistorio de Ponga comenzó a prindar ganado caballar que pastaba en los límites del municipio pongueto con Piloña, «a pesar de que, desde hace más de 50 años, hay un acuerdo entre ambos ayuntamientos y sus ganaderos para pastar conjuntamente las zonas limítrofes de ambos concejos», señala en una nota la afectada. Tanto Rivera como otros ganaderos del concejo, consideran que la alcaldesa de Ponga actuó desconociendo la realidad y la legalidad o bien «con mala fe y asesorada por los suyos, con la intención de dañar a otros e implicando a la Consejería».

A esta ganadera le fueron prindados una yegua y un potro, siendo sancionada con los 1.001 euros mencionados, «y a pesar de todos los recursos formulados, me vi en la obligación de pagarlos y posteriormente acudir a los tribunales para poder defenderme de semejante tropelía».

Pese a la sentencia favorable, la afectada lamenta los perjuicios que se le causaron, puesto que deberá abonar parte de las costas y ha visto como su potro había desaparecido, puesto que sólo se le entregó la yegua, «y nadie se hace responsable de ello». En la misma situación que ha sufrido esta ganadera, se encuentran otros profesionales del concejo, que están a la espera de sentencia.

El colectivo se muestra indignado por estos hechos, sobre todo porque, desde el comienzo de los prindajes por parte de Ponga, desde el Consistorio de Piloña se emitió un informe que corrobora efectivamente que, «desde hace más de 50 años ambos ayuntamientos tienen un acuerdo para pastoreo conjunto de los límites de ambos concejos». Este acuerdo fue necesario, precisamente, para evitar los continuos choques y denuncias mutuas que se estaban produciendo. Este informe del consistorio piloñés ha sido determinante y así se refleja en la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico.

Apoyo del Consistorio piloñés

La ganadera piloñesa ha decidido denunciar públicamente esta situación «para que la gente sepa en manos de qué dirigentes políticos nos encontramos y para que alguno de ellos tome nota y emplee su tiempo y poder en ayudar a resolver los problemas de la gente, en vez de buscarles más y enfrentarlos entre sí». Remedios Rivera mostraba ayer su agradecimiento al alcalde de Piloña, Iván Allende, por «la defensa de la legalidad y la ayuda prestada desinteresadamente a todos los ganaderos, tanto de uno como de otro concejo, al intentar, al contrario que la alcaldesa de Ponga, solucionar los problemas en vez de enfrentar a los vecinos».

Desde la Asociación de Ganaderos de Piloña su presidente, Luis Cueto, se ha congratulado por esta sentencia, que aporta luz sobre una situación complicada y comprometida para estos ganaderos. El colectivo ha seguido de cerca la problemática originada por el Consistorio de Ponga y destacan «el apoyo ofrecido por el alcalde y la Corporación de Piloña».

Cueto confía que el resto de sentencias que se tienen que conocer en el futuro, y que afectan a otros ganaderos de la zona, sean igualmente favorables y puedan recuperar el dinero de las sanciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos