Los consistorios del occidente no renunciarán al sello de la Adeac

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

Los ayuntamientos costeros de la zona occidental y central de Asturias no contemplan seguir el ejemplo de Llanes y abandonar el sistema de banderas azules. Valoran positivamente, sin embargo, la creación de un sello regional de calidad de playas «siempre que sea compatible» con la acreditación la de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac). «Este año las hemos vuelto a pedir. Igual habría algunos aspectos a mejorar , pero desde el Ayuntamiento valoramos positivamente que nos hagan no bajar la guardia con el mantenimiento de los arenales», afirma Enrique Fernández, alcalde de Tapia de Casariego.

Ignacio Palacios, regidor de Navia, reconoce que el sistema de banderas azules «no es perfecto», pero ayuda a «dar garantías a bañistas locales y turistas para que elijan nuestras playas». Esta postura también es compartida por Verónica Pardo, concejala de Turismo de Cudillero: «Vamos a volver a solicitarlas. Con el gobierno del PSOE se perdió la que había y creemos que son esenciales y ayudan a mantener las playas en un estado óptimo», subraya.

Teresa Dorado, alcaldesa en funciones de Castropol, sí reconoce que los criterios de selección son, en muchas ocasiones, «injustos». «Nos quitaron la de Arnao cuando su estado estaba incluso mejor que el año anterior», explica. La concejala de Turismo de Castrillón, Mar González, explica que un sello regional de playas «no tendría que ser incompatible» con las banderas azules, a las que aspiran un año más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos