«El corte de Picu Ramonón es imprescindible para corregir lo que se hizo mal hace años»

Las obras que mantienen cortada la carretera en Picu Ramonón. / N. A.
Las obras que mantienen cortada la carretera en Picu Ramonón. / N. A.

La alcaldesa riosellana, Charo Fernández, defiende las obras que se están realizando en la avenida de Tito Bustillo y finalizarán en una semana

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El corte de carretera en el Picu Ramonón de Ribadesella está dando para mucho. Tras el reciente cruce de declaraciones entre el presidente del Partido Popular y el concejal de Tráfico, Obras y Servicios, se abre un enfrentamiento a más alto nivel. El que han protagonizado la alcaldesa, Charo Fernández, y el exalcalde José Miranda. Tras las críticas de este último, ahora empresario turístico y propietario de varios alojamientos en la zona afectada por el cierre de carretera, la regidora le situó como cabecilla de los agraviados y le pidió «sensatez y memoria».

«Lo que no puedo entender es que una persona que fue alcalde durante muchos años, tiempo en el que se hicieron obras muy importantes para el concejo, obras que causaron grandes molestias a muchos vecinos, encabece ahora unas demandas y unas protestas, cuando debería ser el primero en reconocer que eso se tiene que hacer así. Porque todas las obras generan molestias y siempre perjudican a alguien», respondió Charo Fernández.

La regidora desaprobó así la actitud del exalcalde conservador, pero elogió al Partido Popular, «que en estos últimos meses, y así se atestiguará, se ha comportado como un aliado fiel y responsable», dijo. Sus agradecimientos los extendió a la Consejería de Medio Ambiente del Principado de Asturias por «plegarse» a negociar los plazos de inicio de las obras para no interferir en la temporada turística. Es decir, los trabajos se adelantaron a esta época del año para que puedan estar concluidos antes de la masiva llegada de los turistas.

Charo Fernández aseguró que la polémica obra no solo es «imprescindible», sino que, además, sirve para corregir «todo lo que se hizo mal hace veinte años», durante el mandato de José Miranda. Insistió en que la apertura de la carretera está prevista para «finales de la semana que viene o principios de la siguiente» y prometió a vecinos y empresarios que cuando todo esto termine «esa va a ser una zona privilegiada de Ribadesella, con la senda de Tito Bustillo y el área recreativa y los huertos urbanos previstos en La Mediana».

La alcaldesa no contempla convocar reunión alguna con la consejería, tal y como reclamaron los empresarios, pero anunció que se hablará sobre estas obras en la comisión informativa prevista para el jueves de la semana que viene. Reconoció que las molestias que se están causando son importantes, pero recordó las que también sufrieron el comercio y la hostelería de la villa cuando, hace veinte años, se ejecutó el saneamiento en el casco urbano. «Si aquellas obras se hubieran hecho bien, no estaríamos así ahora. Ni aquí, ni en la zona del muelle, donde hay continuos hundimientos, ni detrás de la Casa del Mar, ni en Puente del Pilar», aseguró. Y añadió un proyecto más, ejecutado durante la época de Miranda, que tuvo que ser mejorado en la presente legislatura: el talud de Los Porqueros, recientemente reconstruido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos