Covadonga suprimirá las barreras arquitectónicas de acceso a la cueva «en junio»

Reunión en Oviedo entre representantes de Infraestructuras con José Manuel González Castro y el abad Adolfo Mariño.
Reunión en Oviedo entre representantes de Infraestructuras con José Manuel González Castro y el abad Adolfo Mariño. / MARIO ROJAS

Infraestructuras se compromete a reformar la explanada, mientras que el Arzobispado proyecta obras de accesibilidad y retejado

GLORIA POMARADA COVADONGA.

El abad de Covadonga priorizará «por encima de todo» la supresión de barreras arquitectónicas en el acceso a la cueva de la Santina. Esta misma semana, los técnicos estudiaron sobre el terreno las posibilidades de accesibilidad de este espacio. Una de las opciones, señaló el abad Adolfo Mariño, es la colocación de una rampa, si bien los detalles deben concretarse en el proyecto final, así como la inversión total. A falta de subvenciones, explicó, el desembolso recaería en el Arzobispado. «Queremos tenerlo entre mayo y junio», avanzó el abad.

Las obras de accesibilidad, señaló Mariño, «superan incluso en necesidad a las de la explanada». Para estas últimas, tanto el abad como el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro, obtuvieron ayer el compromiso de realización por parte del Principado. En una reunión celebrada en Oviedo con el director general de Infraestructuras, José María Pertierra, fue expuesto el proyecto de rehabilitación, que se extiende desde la zona de la Basílica hasta la rotonda de la Escolanía. La planificación del Principado, explicó el regidor cangués, incluye la eliminación de los baches que actualmente se extienden por el firme mediante intervenciones sobre el canto rodado, así como la característica caliza griotte, conocida como piedra 'rojo Covadonga'.

«Es una prioridad absoluta este año», expuso González Castro, apreciación que ya defendió hace dos semanas el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, en su última visita al Real Sitio coincidiendo con la restauración de la serie pictórica sobre la monarquía asturiana. Entonces, Martínez expresó su compromiso para buscar encaje a la actuación en la ley de crédito extraordinario. El asfaltado de la explanada contaba en los fallidos presupuestos regionales con una partida de 300.000 euros, cantidad que Infraestructuras prevé mantener.

En cuanto a plazos, la reforma estará terminada «antes del verano», apuntó el abad de Covadonga. La obra es una vieja reivindicación tanto de la Iglesia como del Ayuntamiento cangués, del sector turístico de la zona y de los propios visitantes. La última reparación del firme se remonta a la visita del papa Juan Pablo II, en 1989. Desde entonces han existido propuestas de intervención, como la registrada en 2014, con la que el Principado pretendía acondicionar la explanada y reparar las zonas de aparcamiento. El proyecto contó en aquel momento con fecha específica, el otoño del mismo año, pero no llegó a materializarse.

A la comprometida pavimentación de la explanada se suman desde los últimos meses otras obras en el entorno de Covadonga, coincidiendo con la celebración este 2018 del triple centenario de la coronación de la Virgen de Covadonga, los 1.300 años de los orígenes del Reino de Asturias y la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, hoy de los Picos de Europa. El Principado ha reparado ya la cubierta de la oficina de información turística, mientras que el Arzobispado trabaja en la rehabilitación de los tejados de distintos edificios. «El de la Casa de Ejercicios ya está terminado y está pendiente el de la Escolanía», señaló el abad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos