«No daremos licencias con informes en contra», advierte el alcalde de Cangas de Onís

La diputada Marifé Gómez y el alcalde, José Manuel González. / J. LL.
La diputada Marifé Gómez y el alcalde, José Manuel González. / J. LL.

José Manuel González asevera que Educación ya sabía a finales de agosto que el proyecto para el nuevo edificio del instituto no cumplía con el PGO

LUCÍA RAMOS CANGAS DE ONÍS.

El proyecto encargado por la Consejería de Educación y Cultura del Principado para la construcción del nuevo edificio del instituto Rey Pelayo de Cangas de Onís «no cumple» los requisitos que recoge el Plan General de Ordenación Urbana del concejo. Así lo aseveró ayer el alcalde cangués, el popular José Manuel González Castro, apoyándose en un informe elaborado el pasado mes de julio por los técnicos de urbanismo del Ayuntamiento de Cangas de Onís.

En dicho documento, los expertos advierten de que los planos presentados por el departamento que dirige Genaro Alonso incumplen tres puntos del PGO. Concretamente, se trata de los apartados uno y dos del artículo 190, así como el artículo 191. Los dos primeros, explicó González Castro, se refieren a los retranqueos mínimos -separación con otros edificios o infraestructuras- que debe respetar la nueva construcción y que han de tener al menos diez metros, así como a la altura máxima permitida.

El artículo 191, por su parte, hace alusión a las condiciones estéticas que deben cumplir las nuevas edificaciones educativas. El diseño y tratamiento de fachadas es libre, reza el texto, si bien advierte que «se evitará la ordenación de este tipo de edificaciones en su parcela como unidades aisladas sin referencia con la tipología urbana del entorno, tratando de asociarlas al mismo, en una ordenación de conjunto coherente, que también evitará el fraccionamiento de los espacios libres intermedios». Precisamente una de las críticas que más se pudieron oír estos días entre los vecinos de la ciudad canguesa fue el «contraste» que supone el bloque planteado por el Principado con el resto de edificios cercanos que dan a la avenida de Constantino González.

Después de que este miércoles el diputado del PSOE por el Oriente Marcos Gutiérrez Escandón acusara al gobierno cangués de elaborar informes «a la carta», el alcalde salía ayer en defensa de los funcionarios del Ayuntamiento. «No vamos a permitir que se ponga en entredicho la profesionalidad de los trabajadores del Consistorio, quienes son totalmente independientes», aseveró, y criticó que «el PSOE piense que su forma de trabajar, la del caso Renedo, es misma que la del PP». Con este informe desfavorable en la mano y a la espera de recibir un segundo escrito que están elaborando los servicios jurídicos del Consistorio, González Castro advirtió que «no daremos licencias con informes en contra, pues estaríamos prevaricando». No obstante, será a finales de la próxima semana cuando, con todos los datos en su poder, el gobierno cangués decida si concede o deniega la licencia de obras solicitada por Educación para construir el nuevo edificio del instituto.

Redes clientelares

La diputada del PP por el Oriente, Marifé Gómez, también quiso hacer una advertencia a los socialistas. «No vamos a dejar que el PSOE ningunee al equipo de gobierno cangués con mentiras y patrañas, que es lo que han hecho desde el principio», criticó. A su lado, el regidor recordó cómo él y sus compañeros preguntaron «hasta en dos ocasiones, una en noviembre de 2016 y otra en agosto de 2017», si el Principado había consultado a Confederación Hidrógráfica antes de descartar la ubicación junto al río. «Nos dijeron que sí en ambos casos, pero como la segunda vez nos olió a chamusquina, decidimos dirigirnos personalmente a CHC y nos llevamos la sorpresa cuando tanto el presidente como el comisario de aguas manifestaron que nadie de Educación se había puesto en contacto con ellos. Es decir, mintieron», afeó.

Desde el PP también advirtieron ayer a los socialistas que «si pretenden arrebatarnos la alcaldía de Cangas riéndose de los vecinos y engañándoles, tienen una estrategia equivocada». Los populares aprovecharon para insistir en la importancia de crear «un plan de infraestructuras educativas que garantice inversiones objetivas según las necesidades detectadas, y no una pedrea navideña. Esto permitirá que los directores de los centros dejen de depender de la consejería y, por tanto, de formar parte de sus redes clientelares».

Finalmente, anunciaron su intención de solicitar «este mismo lunes», por escrito, la comparecencia del consejero de Educación con el fin de que ofrezca explicaciones acerca de la polémica generada en torno al IES Rey Pelayo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos