Decenas de vehículos atrapados en el Mercáu de Porrúa por culpa de la lluvia

El Mercáu volvió a registrar 'lleno total' ayer. / JUAN LLACA
El Mercáu volvió a registrar 'lleno total' ayer. / JUAN LLACA

Se formó un barrizal en el que patinaban los coches, que fueron sacados de la finca que hacía de aparcamiento con ayuda de los organizadores del evento y un tractor

L. RAMOS LLANES.

La del sábado fue una jornada redonda en el Mercáu de Porrúa, con miles de personas procedentes de todas partes que no quisieron perderse el evento. Sin embargo, las fuertes lluvias registradas por la tarde complicaron, y mucho, la salida de decenas de conductores que habían dejado sus vehículos estacionados en el prao que hacía las veces de aparcamiento. Y es que la acumulación de agua hizo que se formase un auténtico barrizal en el que las ruedas de los coches patinaban, por lo que éstos no eran capaces de avanzar.

Pese al caos vivido en un primer momento cuando, en torno a las diez de la noche, fueron muchos los conductores que trataron de abandonar el lugar al mismo tiempo, la rápida reacción de la organización hizo que la cosa quedase en una mera anécdota. Más de una veintena de miembros de la Asociación Cultural Llacín, entidad organizadora del Mercáu de Porrúa, se afanaron durante horas hasta conseguir sacar todos los vehículos que permanecían atrapados en el barro. Así, tras varias maniobras en las que los organizadores participaron empujando y a las que se unió también un tractor, sobre las dos de la madrugada del domingo ya se había conseguido sacar a la práctica totalidad de los coches que había en el prao.

Lejos de enfadarse, la inmensa mayoría de los conductores se mostraron comprensivos y muy agradecidos con quienes les ayudaron a salir del barrizal. Hubo, incluso, quienes quisieron dejar una propina de agradecimiento al conductor del tractor.

Desde la Asociación Cultural Llacín lamentaban ayer lo sucedido y pedían disculpas a los afectados. A primera hora de la mañana, la directiva de la entidad acordó con el Ayuntamiento de Llanes una solución para su segundo día de Mercáu. Así, se estableció un circuito de sentido único con entrada desde Celorio y salida por Pancar, permitiendo que los conductores estacionasen sus vehículos en los márgenes de la carretera. Tanto la Policía Local llanisca como miembros de Protección Civil se encargaron de regular el tráfico en todo momento.

Fotos

Vídeos