Denuncian intentos de sabotaje al plan de acceso a Cuevas del Agua

Peatones y un vehículo cruzan por la Cuevona de Cuevas. /  ACEBAL
Peatones y un vehículo cruzan por la Cuevona de Cuevas. / ACEBAL

El popular Juan Manuel Blanco indica que el Consistorio cuenta con un vecino dispuesto a ceder una parcela para crear un aparcamiento a la entrada de la Cuevona

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El plan de acceso al pueblo de Cuevas del Agua diseñado por el Ayuntamiento de Ribadesella para la última Semana Santa ha funcionado correctamente a pesar de los «intentos de sabotaje» por parte de algunos vecinos. Así lo dijo el presidente del Partido Popular, Juan Manuel Blanco, tras comprobar que este año «no se registraron los atascos de ocasiones anteriores». El edil cree que el plan es mejorable y animó al equipo de gobierno a seguir apostando por medidas de este tipo incorporando la creación de nuevas plazas de aparcamiento en la zona. «Esta vez se trataba de establecer una única dirección para aprovechar una de las márgenes de la carretera como aparcamiento y creo que se registraron menos incidentes que otros años», añadió el edil.

De hecho, a Juan Manuel Blanco también le consta que el Ayuntamiento de Ribadesella piensa reunirse en breve con un propietario de la zona que «parece estar dispuesto a ceder una parcela de unos 3.600 metros cuadrados para hacer un aparcamiento a la entrada de La Cuevona». El presidente de los conservadores riosellanos cree que los aparcamientos deben ubicarse a la entrada de la cueva para no trasladar el problema al interior de un pueblo de reducidas dimensiones. «De esta forma, el que quiera entrar en Cuevas lo hará como peatón, la mejor forma de disfrutar de los paisajes y de la gruta natural que da acceso al pueblo», añadió Blanco.

Según el concejal popular, «la peor parte» del plan de acceso a Cuevas del Agua aplicado esta Semana Santa fue el comportamiento de aquellos vecinos que intentaron sabotearlo «tomándose la justicia y las reglas por su mano». Al edil le consta que durante dos días se tiraron las señales y que algunas han desaparecido, «situaciones que solo sirven para crear conflictos en la circulación y generar una mala imagen hacia quienes nos visitan, que se acaban marchando con una idea de desorganización allí donde se intentó todo lo contrario». Esa fue la parte «más oscura» del plan.

Oficialidad del asturiano

Por otro lado, Juan Manuel Blanco defendió la posición mantenida en el último pleno por su grupo municipal en la moción de Pueblu sobre la oficialidad del asturiano. Los dos concejales del PP fueron los únicos que votaron en contra, evitando su aprobación. Reconoció haberse negado a leer la moción porque solo se presentaba en bable. «Si ellos defienden su derecho, nosotros defendemos el nuestro a tener una moción en las dos lenguas, al menos en castellano que es la lengua oficial», afirmó.

No obstante, Blanco cree que la sociedad asturiana está muy lejos de reclamar la cooficialidad de la llingua. Para ello, aportó los datos de matriculación existentes en las diferentes etapas del sistema educativo donde se ofrece como asignatura optativa. «En Educación Secundaria solo la escoge un 14% del alumnado y en Bachillerato un 3,5%, así que no sé dónde está la demanda social», respondió. También les recordó a los concejales de Pueblu que el PP fue quien aprobó en 1998, bajo la presidencia de Sergio Marqués, la Ley de Uso y Promoción del Asturiano, con la que se activaron los mecanismos para proteger y promover nuestra lengua en la educación y en los medios de comunicación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos