Dimite la junta de Soberrón al «no hacer ni caso» el Consistorio a sus demandas

Ha pasado más de un año desde que los vecinos trasladaron sus peticiones al Ayuntamiento sin que hayan sido atendidas

T. B. LLANES.

La junta vecinal de Soberrón ha presentado su dimisión e invita al Ayuntamiento de Llanes a que, si lo considera conveniente, convoque un nuevo concejo público en la localidad para elegir a unos nuevos representantes del pueblo. El motivo por el que han tomado esta decisión es porque el gobierno local «no ha hecho ni caso» a ninguna de las peticiones que le trasladaron desde este núcleo rural hace más de un año, según apunta Rebeca Pidal, miembro de la junta vecinal dimisionaria.

Las demandas de los vecinos de Soberrón que trasladaron al edil Juan Carlos Armas, como concejal de zona, en julio de 2016 se refieren principalmente al arreglo de varios caminos de la localidad, algunos de los cuales presentan un avanzado estado de deterioro. Unas actuaciones de mejora que no han sido atendidas en quince meses.

La junta vecinal dimisionaria considera que en más de un año, no se les ha informado sobre el proceso de tramitación de sus peticiones, ni a través de un concejo público ni de cualquier otra forma. Aseguran que no todas las actuaciones implicaban un coste económico, sino que requerían gestiones ante otros organismos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos