Más de doscientos animales en la 95 Feria de Ganado de Ribadesella

Exposición de varias novillas en la capital riosellana.
Exposición de varias novillas en la capital riosellana. / JUAN LLACA

Al evento, muy animado a partir del mediodía, asistieron 41 ganaderías procedentes de diversas partes de la región

L. RAMOS RIBADESELLA.

El día amanecía con mal aspecto y amenaza de lluvia, pero a lo largo de la mañana el sol se fue abriendo paso, lo que animó a decenas de personas a acudir a la 95 edición de la Feria de Ganado de Ribadesella. El evento contó con la asistencia de 41 ganaderías que presentaron más de doscientos animales al concurso. «Hubo algunas bajas, pues las intensas lluvias de los días anteriores impidieron que sus propietarios las pudieran traer del monte», explicaban desde la organización del certamen.

En el mismo se repartieron casi 200 premios, aunque los más destacados fueron los de los campeones de cada raza. Así, en el caso de la asturiana de la montaña, la mejor novilla fue 'Osa', de la colunguesa Emilina Viñes; la mejor vaca fue 'Guinda V', del llanisco Miguel Ángel Peláez, y el mismo se llevó los premios al mejor toro, con 'Peón' y lote de establo. En el caso de la asturiana de los valles normal, la novilla campeona fue 'Xani', de la riosellana Susana Montes Llera y los premios a la mejor vaca, el mejor toro y el mejor lote se fueron a Gozón de la mano de Manuel José y Pablo Vega Blanco con 'Campana' y 'Messi'. En la categoría de asturiana de los valles culona la novilla vencedora fue 'Navarra', de la maliaya Aránzazu Meana Cabral; la vaca campeona fue 'Leona', de Avelino Coto Rodríguez, vecino de Llanera; el mejor toro fue 'Gandul', de la gozoniega Marta Vega Blanco, y el mejor lote se lo llevó José Antonio García González, de Llanera. Finalmente, la mejor novilla de raza frisona fue 'Azahara', del riosellano Gregorio Blanco Álvarez, mientras que los premios a mejor vaca y mejor establo se los llevó la ganadería Alonso S. C., de Llanes, con 'Lisi'.

Fotos

Vídeos