Los ecologistas alertan de vertidos de aguas residuales al mar en Llanes

El Cantábrico cambió ayer su habitual azul por el marrón en las inmediaciones de San Pedro.
El Cantábrico cambió ayer su habitual azul por el marrón en las inmediaciones de San Pedro. / JUAN LLACA

La Coordinadora ya ha pedido explicaciones al Principado acerca del estado de la depuradora después de que en los últimos días se registrasen manchas y malos olores

LUCÍA RAMOS LLANES.

Mal olor y una enorme mancha marrón que salía de las entrañas del acantilado de San Pedro y se extendía mar adentro. Fue lo que se encontraron los llaniscos y visitantes que el pasado domingo y ayer por la tarde paseaban por el citado parque de la capital del concejo. Desde la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies atribuían ayer dicha situación a un «escape de aguas residuales de la depuradora de Llanes» y exigían al Principado, organismo del que depende la infraestructura, que investigue las causas del problema. Petición a la que se sumaba también la Plataforma de Vecinos del Concejo de Llanes, quienes recordaron cómo llevan «años» denunciando estos vertidos.

También desde la Coordinadora señalaban que en los últimos años son habituales sus quejas. «Se siguen produciendo manchas residuales procedentes de la depuradora sin que sepamos si es que el emisario está roto o hay alguna fuga en épocas de mucha carga, como es ahora en verano. También puede ser que se abra algún aliviadero cuando hay muchas aguas residuales que tratar», señalaba el portavoz de la entidad ecologista, Fructuoso Pontigo.

Manifestó también el interés de su colectivo por «saber si con viento nordeste como había el domingo las aguas residuales afectan a la contigua playa de Xagó, que tiene bandera azul desde hace años. Este arenal siempre obtiene calificaciones excelentes de acuerdo a los datos que facilita el Principado, a pesar de los continuos vertidos de la depuradora que ven quienes se asoman al paseo», agregó.

Los ecologistas lamentaron que pese a sus «constantes» denuncias sobre «la necesidad de mejorar el tratamiento de las aguas residuales en Llanes, es evidente que la reforma llevada a cabo en 2014 en la depuradora, con el aumento de la línea biológica, no fue suficiente para tratar el volumen de aguas de gran parte del concejo, pues éste multiplica su población durante el verano».

En términos similares se expresaban los miembros de la Plataforma, quienes criticaban que durante la citada reforma, «con un coste de casi siete millones de euros y realizada para cumplir con la normativa europea que exigía un tratamiento secundario antes de su vertido final, nada se habló sobre que las instalaciones fuesen insuficientes para el caudal recibido o que presentasen defectos que produjesen vertidos como los de los últimos años».

Fotos

Vídeos