Los ecologistas desconfían de la forma de tomar muestras de agua en el Sablón

Una de las manchas aparecidas en los últimos días en Llanes.
Una de las manchas aparecidas en los últimos días en Llanes. / LLACA

«Es un sistema arbitrario, pues no las toman del mismo punto ni a la misma profundidad y la suciedad que sale por San Pedro tiene que ir a algún sitio», indica la Coordinadora

L. RAMOS LLANES.

El Principado asegura que, pese a los vertidos de aguas residuales del pasado fin de semana, la calidad de las aguas de baño en El Sablón es «excelente», y siguiendo sus indicaciones el Consistorio llanisco desistía el jueves de arriar la Bandera Azul como previamente había anunciado. Sin embargo, hay muchas voces críticas que se alzan contra los datos facilitados por el Gobierno regional, entre ellas de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, que no se fía, como así lo lleva manifestando desde hace años, del sistema de calificación utilizado por el Principado.

«Creemos que es arbitrario. Unas veces se cogen las muestras en un punto y a una profundidad determinada y a la vez siguiente, de otra forma distinta. O se repiten varias veces las muestras hasta que sale una bien», aseveraban ayer desde la organización. Y añadían un simple razonamiento: «La porquería que sale por el paseo de San Pedro tiene que ir a algún sitio. Es cierto que la playa está protegida, pero según sople el viento, los vertidos tienen que afectar a sus aguas. Es como lo que sucede en Villaviciosa, donde con la ría contaminada, según el Ejecutivo asturiano las aguas de Rodiles son siempre 'excelentes'. Simplemente, no cuadra», apostillaron los ecologistas.

La Coordinadora advirtió, asimismo, que «El Sablón no debería haber obtenido la Bandera Azul este verano, pues según se desprende de los datos facilitados por el propio Principado, el año pasado tuvo una puntuación media de dos estrellas, insuficiente para obtener la distinción». Además, criticaron que «cuando en algún arenal la calidad de las aguas baja, no se informa adecuadamente a los usuarios».

Planta de residuos de El Peral

La Coordinadora también anunciaba ayer que ya presentó alegaciones al proyecto de una planta de tratamiento de residuos en la localidad ribadedense de El Peral. Se trata de la misma que hace unas semanas puso en guardia a los vecinos del lugar, quienes solicitaron el apoyo del Consistorio a la hora de frenar la implantación del negocio. Desde la empresa explicaron que no van a tratar los residuos, sino a almacenarlos.

Los ecologistas afean que «se quiere tramitar la actividad con una evaluación preliminar de impacto ambiental, un estudio donde no se detallan partes fundamentales del proceso para poder evaluar adecuadamente la viabilidad ambiental y urbanística del proyecto». Advierten que la entrada en funcionamiento de la planta generaría ruidos y partículas contaminantes que afectarían negativamente a los vecinos y negocios de la zona. Por todo ello, confían en que «el Principado paralice este disparate» y aseguran que agotarán las vías legales para conseguirlo.

El Consistorio, por su parte, señalaba ayer a este diario que ya se presentaron alegaciones urbanísticas al proyecto y se están preparando las ambientales.

Fotos

Vídeos