Los ecologistas tratarán de frenar las batidas de cánidos

La noticia de que los cazadores podrán abatir lobos en la sierra del Cuera era recibida en el colectivo ecologista con rabia e incredulidad. «Es un disparate», aseveraba Fructuoso Pontigo, de la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies, quien manifestaba sus dudas acerca de que la medida anunciada por Fernando Lastra sea legal. «Vamos a estudiar cómo podemos frenar todo esto. El lobo está en un limbo jurídico y lo que pretende hacer el Principado no tiene sentido, pues cualquier cazador que mate a un lobo sin presencia del guarda está cometiendo un delito», aseveró. Recalcó que «lo de zona libre de cánidos es un invento, pues si en el Cuera no hay, es porque el hombre los mató, antaño sí que los había», y señaló que «lo que se pretende es solucionar a tiros el problema del manejo de ganado y la ganadería como segunda actividad. Los rebaños vigilados por pastores que los guardan por las noches no sufren ataques», apostilló.

Fotos

Vídeos