Educación analizará «caso a caso» la situación de los profesores de El Prial

L. RAMOS INFIESTO.

El consejero de Educación del Principado, Genaro Alonso, se comprometió ayer con representantes de El Prial de Infiesto a buscar una solución al problema en que se encuentran varios de sus profesores, quienes han visto en los últimos tiempos denegadas las certificaciones que les permiten impartir clases en el Centro de Formación Profesional Específica. Lo hizo durante una reunión celebrada por la mañana en Oviedo en la que participaron el director general de Planificación Docente, Roberto Suárez Malagón, así como la directora del centro piloñés y la presidenta de la asociación, Olga Suárez y Ana Fernández.

Alonso reconoció que «la situación es injusta para el profesorado» y se comprometió a «clarificar los casos de indicaciones contradictorias» antes de «analizar las situaciones particulares caso por caso». Las representantes de El Prial lamentaron que la que atraviesa el centro es «una situación confusa y difícil de entender por la cantidad de indicaciones contradictorias que venimos recibiendo desde hace tres años». En este sentido, recordaron cómo tras la resolución del 26 de diciembre de 2013 por la que se desarrollan los requisitos de formación inicial para impartir docencia en enseñanzas de Formación Profesional en los centros privados y se establece el procedimiento para su reconocimiento, hubo informes de Inspección Educativa en los que se indicaba que el profesorado del centro no necesitaba solicitar esas acreditaciones de su titulación y otros posteriores, elaborados por una nueva inspectora, en los que se señalaba lo contrario.

En la actualidad hay dos docentes afectados, que podrían perder su puesto de trabajo y ver reducido su horario laboral, pero desde El Prial temen que en un futuro pueda haber más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos