Emigrantes que sobrevivirán al olvido

ïñigo Noriega, director de EL DIARIO MONTAÑÉS, Charo Fernández Román, alcaldesa de Ribadesella, Ana Soberón, presidenta de Navegantes, y la historiadora Tatús Gil presentaron la asociación en El Peral.
ïñigo Noriega, director de EL DIARIO MONTAÑÉS, Charo Fernández Román, alcaldesa de Ribadesella, Ana Soberón, presidenta de Navegantes, y la historiadora Tatús Gil presentaron la asociación en El Peral. / J. LLACA

La Asociación Navegantes recopila datos de las personas que partieron a América

TERRY BASTERRA COLOMBRES.

Rescatar del olvido la historia de aquellas miles de personas que dejaron el Oriente de Asturias durante la segunda mitad del siglo XIX y el primer tercio del XX en busca de una vida mejor al otro lado del Atlántico. Ese es el enorme objetivo que se ha marcado a largo plazo la Asociación Navegantes, una entidad sin ánimo de lucro y con un fin cultural y social que se presentó ayer en Ribadedeva, aunque lleva en funcionamiento varios meses y una parte importante de su trabajo se puede consultar ya en internet.

Precisamente es en Ribadedeva donde nació el germen de esta iniciativa. El ayuntamiento de este concejo puso en marcha la elaboración de un censo de emigrantes del municipio. El trabajo fue encargado a la historiadora peñamellerana Tatús Gil y se prolongó durante cerca de un año. Un breve plazo de tiempo para tan ingente labor. Por ello, y para darle continuidad, diez personas de diferentes ámbitos decidieron tomar el relevo de este consistorio y crear la Asociación de Navegantes.

Su objetivo es recoger documentación de las personas del Oriente de Asturias que emigraron a América y subirlas luego a la red para que esta información sea accesible a todo el mundo. Pero no quieren recopilar únicamente datos numéricos o los nombres de aquellas personas. Pretenden también, dentro de lo posible, contar quiénes eran, de qué pueblo provenían y cuál fue su historia para que el paso por la vida de esas gentes «valientes» no quede sumido en el olvido.

Los salones de Casa Junco, en El Peral, acogieron ayer la puesta de largo de la Asociación Navegantes, en un acto al que asistieron más de un centenar de personas. Entre ellos varios alcaldes de la zona. Y es que el colectivo tiene previsto en un plazo de «dos o tres años» ampliar esta recogida de información a otros concejos del entorno como las dos Peñamelleras o Ribadesella. En una siguiente fase abarcarán otros municipios del Oriente asturiano.

La historiadora Tatús Gil y Ana Soberón, presidenta de la asociación, explicaron que para recopilar los datos están realizando un intenso trabajo en archivo públicos y privados como el Archivo General de la Administración del Estado, los de diferentes ayuntamientos, pero también han obtenido información de listas de embarque de aquellos navíos que trasladaron a los emigrantes o solicitudes de pasaportes, entre otras muchas fuentes.

Por el momento la Asociación de Navegantes acumula información de algo más de un millar de emigrantes naturales de Ribadedeva, de la que cerca de un 30% se puede consultar ya en la página navegantes.es o en la web del Ayuntamiento de Ribadedeva. Entre los aspectos importantes que se pueden consultar en la red está un canal de vídeo en el que emigrantes y descendientes de éstos cuentan en primera persona cómo fue su experiencia. Hablan de la partida, de la tristeza de abandonar su tierra, de su vida en aquel nuevo mundo y de su regreso, en el caso de aquellos que pudieron volver.

Para el director del DIARIO MONTAÑÉS y exdirector de EL COMERCIO, esta asociación «busca profundizar en la memoria de nuestra tierra». Íñigo Noriega fue uno de los invitados a participar en el acto de presentación de este colectivo, y destacó del trabajo de Navegantes que «buscan a las personas más que los datos de la emigración, y por eso son muy importantes los testimonios» que recogen en su web. Noriega apuntó que se cifra en cerca de 300.000 asturianos los que emigraron a América en la segunda mitad del siglo XIX y el primer tercio del XX y fue debido y gracias a ellos que «se empezaron a establecer unos vínculos muy fuertes entre ambos lados del Atlántico».

Distinción para Jesús Bordás

Charo Fernández Román calificó el proyecto de «ilusionante» y aplaudió que «quieren recordar a todos los emigrantes, no solo a aquellos que triunfaron». Además recordó las importantes inversiones que realizaron los indianos a su vuelta a sus pueblos de origen y que permitieron mejorar la calidad de vida de sus vecinos.

La asociación nombró Navegante de Honor a Jesús Bordás, alcalde de Ribadedeva, por su constante atención hacia el fenómeno de la emigración. «Esta asociación trata de poner en valor este fenómeno, con sus historias de separación, reencuentros y también a aquellos que quedaron en el anonimato. Todo ello es objetivo de los Navegantes», recalcó Bordás. El alcalde definió esta iniciativa como «novedosa, original y que se extenderá en el futuro a otros lugares». Además auguró que en años venideros esta labor y la posibilidad de consultar este ingente trabajo en la red supondrá «una referencia» para otras entidades que quieran iniciar un camino similar.

Fotos

Vídeos