Una empresa de limpieza, segunda inquilina de las naves nido de Guadamía

La riosellana Eva María García Pintado. / E. C.
La riosellana Eva María García Pintado. / E. C.

Eva María García traslada su negocio de la casa de sus padres a este espacio riosellano gracias a la carga de trabajo en ciudades de toda la región

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El Centro de Emprendedores del Oriente de Asturias, construido en el parque empresarial de Guadamía, finalizará el año con dos inquilinos. A la cervecera Cantábrico Craft Beer, impulsada por Gabriel David González y ubicada en la nave número 6 de este centro de empresas, se le unirá en breve Eva María García Pintado, una riosellana que lleva cuatro años al frente de la compañía Limpiezas Pintado. La semana pasada cerraba el contrato de alquiler con el Ayuntamiento de Ribadesella, pero le resta aún una visita a las instalaciones para elegir la nave que más le convenga antes de efectuar el traslado.

Limpiezas Pintado lleva cuatro años prestando servicios de limpieza, lavados a presión y jardinería en comunidades de propietarios, oficinas, garajes o viviendas particulares de Llanes, Oviedo y Ribadesella. Eva García cuenta con una ayudante y, para los servicios de jardinería, suele contratar a un autónomo. Hasta ahora la sede de la empresa estaba ubicada en el domicilio de sus padres, en La Barquera de Ribadesella. Dado el volumen de trabajo, ese lugar se le ha quedado pequeño. «Más que nada porque tenemos mucha maquinaria y material que necesita de un espacio más amplio, así que para empezar creo que estas naves me vienen muy bien», señaló.

Actualmente, a sus 33 años de edad y por motivos de trabajo, su vida transcurre entre Oviedo y Ribadesella, pero es en su tierra natal donde quiere sentar las bases de su empresa. Por ese motivo ha decidido alquilar una de las seis naves nido que forman parte del Centro Comarcal de Emprendedores, un equipamiento destinado al fomento y la promoción del autoempleo que antes de fin de año recibirá a su nueva moradora.

El autoempleo se ha convertido en la principal generadora de puestos de trabajo en el concejo de Ribadesella. El municipio cerró el mes de noviembre con 416 parados. Son solo 23 menos que hace un año, pero 172 menos que hace un lustro. El número de parados se reduce, aunque aún hace falta mucha oferta para elevar el número de cotizantes y situar las cifras del paro en niveles similares a los del año 2007.

«Excepción de la comarca»

En este sentido, el secretario general de Comisiones Obreras en el Oriente de Asturias destacó el papel desempeñado por el Ayuntamiento a la hora de fomentar políticas generadoras de empleo. Según Rogelio Marotías, Ribadesella «es la excepción de la comarca, porque este ayuntamiento es el único que está haciendo algo por los parados y por procurar paliar de alguna forma la catástrofe del paro».

Marotías no solo se refirió a iniciativas como la creación de un centro de empresas, sino a la anunciada campaña de promoción encaminada a captar nuevas empresas y a divulgar la actividad que desarrollan aquellas otras que ya están implantadas en el municipio. Ribadesella se adentra ahora en un período complicado para el empleo, ya que la campaña de Navidad, además de ser muy corta, suele ser de escasa relevancia y genera un impacto menor. El año pasado solo permitió rebajar el número de parados en dos personas. Este año no se esperan mejores resultados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos