Una empresa lleva a Ponga al juzgado para reclamar 80.000 euros de deuda

«No existen documentos que prueben que las obras que quieren cobrar se realizaran, por lo que pagar sería prevaricar», señala la alcaldesa

L. RAMOS BELEÑO.

La corporación pongueta celebrará esta tarde un Pleno extraordinario de urgencia para abordar, entre otros temas, la denuncia que una empresa interpuso en el Juzgado contra el Consistorio, reclamando el pago de una presunta deuda superior a los 80.000 euros. «Esta compañía dice que llevó a cabo unas obras y ahora pretende que paguemos por ellas, pero es que en el Ayuntamiento no hay ni un expediente ni ningún otro documento que acredite que esos trabajos efectivamente se llevasen a cabo, por lo que pagar la cantidad que solicitan sería prevaricar», aseveró la alcaldesa, la socialista Marta Alonso. Además, agregó, «la propia Sindicatura de Cuentas indicó que estas facturas no tienen soporte documental que acredite la realización de los trabajos».

La regidora pongueta indicó que ya hace tiempo que la empresa «había hablado de reclamar este dinero, pero hasta ahora no nos habían llevado a juicio». En este sentido, criticó que «pese a que la documentación que demuestra que las obras se llevaron a cabo no aparece por ningún lado, resulta que los exalcaldes Cándido Vega y Mercedes Traviesa -ambos de Foro- testificaron en sede judicial que sí que se hicieron».

Por este motivo, y ante la posibilidad de que el juez dé la razón a la empresa, el Pleno debatirá la posibilidad de acogerse a la figura del allanamiento, que supone un reconocimiento por la parte demandada de las pretensiones del demandante y la finalización del proceso.

La regidora de Ponga recordó cómo el pasado julio el Consistorio presentaba tres denuncias ante la Fiscalía en las que daba a conocer «irregularidades en procesos de contrataciones, ya sea de personal o en obras y servicios» , durante el mandato de Vega y Traviesa. Ya entonces el equipo de gobierno puso a disposición del ministerio fiscal «gran número de facturas y otra documentación que dan fe de obras que no cuentan con expediente ni procedimiento municipal alguno, como tampoco cuentan con proyecto técnico ni permisos pertinentes, dándose la circunstancia de que una misma obra fue fragmentada en varias facturas que suman un valor superior a los 300.000 euros y fueron llevadas a cabo por la misma empresa en un periodo de tres años. Es la misma compañía que ahora ha denunciado al Ayuntamiento», indicó.

Fotos

Vídeos