Empresarios y visitantes piden reguladores para evitar el colapso de tráfico en los Lagos

Coches estacionados en un lateral de la carretera provocaron atascos a la salida y entrada del aparcamiento de La Tiese, junto al lago Ercina. / N. A.

Consideran que se debe recuperar a estos trabajadores hasta el puente de octubre para paliar la falta de información actual

LAURA CASTRO CANGAS DE ONÍS.

«Los reguladores deberían trabajar hasta el 15 de octubre», un mes más desde la fecha de finalización del Plan Especial de Transporte. Esta es la solución propuesta por Héctor Blanco, propietario del restaurante María Rosa, junto al Ercina, frente a los atascos de estos últimos días en los Lagos de Covadonga. «Hasta el puente del Pilar -12 y 13 de octubre - el flujo de visitantes es elevado y es necesario que haya personal que prohíba el paso desde Buferrera cuando el aparcamiento de La Tiese esté completo», argumentó el hostelero.

Una idea que compartieron algunos turistas como Cristian García y María Sierra, naturales de Cuenca. «Preferimos venir en coche porque en otras ocasiones utilizamos los autobuses del Plan de Transporte, pero no teníamos tanta independencia. El problema es que hay demasiados vehículos y poco aparcamiento», aseguraron, tras explicar que se vieron obligados a estacionar en la recta de entrada a La Tiese. Esta es la solución por la que optaron varias decenas de visitantes ante la carencia de plazas frente al lago Ercina. Es el caso de Mariola González Villalba, de Lanzarote, quien acudió con su familia para «aprovechar un día de sol» en el Parque Nacional. «Aparcar es imposible y nadie nos avisó de que esta parte de arriba estaba completa», explicó la canaria.

Sin embargo, los coches mal estacionados no tardaron en desencadenar el conflicto con el personal de las empresas que ofrecen el transporte durante el Plan Especial. «No pueden dejar el vehículo en la entrada del aparcamiento porque no dejan el suficiente espacio para que pasen los microbuses», explicó un usuario de este servicio. Rosa Jiménez fue una de las visitantes que, ante la imposibilidad para estacionar en La Tiese, optó por dejar el vehículo en la carretera de acceso. «Tenemos los mismos derechos los que subimos de manera independiente y los que lo hacen en autobús o taxi. No tenemos la culpa de que no haya suficientes plazas», explicó esta canaria, quien finalmente decidió bajar para aparcar el coche en Buferrera y así «evitar más problemas».

La misma solución por la que optó María Dolores García Galán, natural de Oviedo y visitante habitual de los Lagos de Covadonga. «Está claro que cuantas más facilidades mejor, pero debemos entender que estamos en un espacio protegido y no siempre se puede dejar el coche a la orilla del lago», explicó la ovetense. Así mismo, otros turistas abogaron por pegarse el madrugón para llegar con tiempo suficiente para aparcar en La Tiese. Fue el caso de Sergio González y Abel Castro, de A Coruña, quienes llegaron a los Lagos a las 9.30 horas. «Sabíamos que con el día que hacía hoy iba a estar complicado llegar y aparcar, así que preferimos madrugar, dar un paseo por la zona, comer pronto y bajar antes de que corten la carretera por las obras», explicó Castro.

La reanudación de los trabajos de reparación de los hundimientos también han ocasionado problemas con el tráfico desde el pasado lunes. El hostelero Héctor Blanco ya mostró su descontento entonces por «la falta de planificación de la consejería» y aseguró que «deberían haber esperado a que se redujera el número de visitantes del Parque». Sin embargo, la propietaria del restaurante El Casín, Marí Paz Labra, consideró que «en alguna época había que hacer las obras y es posible que fuera mejor cuanto más avance el calendario, pero la carretera necesita estos trabajos».

Más noticias

Fotos

Vídeos