Encuentran dos granadas de la Guerra Civil en una casa de Rabiaos, en Llanes

María Paz Rodríguez indica dónde halló una de las granadas. /  J. LLACA
María Paz Rodríguez indica dónde halló una de las granadas. / J. LLACA

María Paz Rodríguez encontró los artefactos, que fueron destruidos por la Guardia Civil, mientras limpiaba la vivienda familiar

L. RAMOS / J. LLACA LLANES.

Tremendo susto el que se llevó en la mañana de este martes María Paz Rodríguez Prieto mientras realizaba una limpieza general en la casa familiar de su marido, ubicada en la localidad llanisca de Rabiaos. Durante la faena, la mujer se topó con dos antiguas granadas que permanecían sin explosionar. «Sospechábamos que por la casa podía haber algo así, pues recuerdo que el hermano de mi marido solía buscar artefactos de este tipo cuando era crío y vivían aquí con toda la familia», reconoció la mujer.

Apuntó incluso a que su esposo, fallecido hace unos años, llegó a plantearse la posibilidad de dar aviso a la Guardia Civil para que las buscasen hace tiempo, «pero tenía miedo a que le causara problemas». Finalmente, el asunto fue quedando en el olvido y no fue hasta esta semana que María Paz lo recordó, al encontrar las granadas por sorpresa.

Tras dar con los artefactos, uno de ellos bajo la escalera y el otro en una antigua cuadra contigua a la vivienda, la mujer comunicó el hallazgo a su nieta, quien le recomendó que diese aviso a la Guardia Civil. Así lo hicieron ambas mujeres. «Nos dijeron que no las tocásemos y que se presentarían agentes especializados al día siguiente, pero en menos de una hora los teníamos ya aquí», relató la mujer.

Según indicaron fuentes del instituto armado a EL COMERCIO, los artefactos encontrados en la vivienda eran dos «granadas tipo piña de la época de la Guerra Civil». El aviso lo recibieron a las 11 horas del martes y, de inmediato, se puso en marcha el dispositivo habitual en este tipo de casos, que si bien no son cotidianos, si tienen lugar más a menudo de lo que parece. Las dos granadas, «que se encontraban bastante deterioradas», fueron trasladadas desde Rabiaos hasta una cantera próxima por efectivos del Grupo de Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (GEDEX), donde se destruyeron mediante una explosión controlada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos