La escollera de la carretera a Los Lagos estará lista «para Semana Santa»

Maquinaria trabajando ayer en la construcción de la nueva escollera, en el último socavón registrado en la carretera a Los Lagos. /  NEL ACEBAL
Maquinaria trabajando ayer en la construcción de la nueva escollera, en el último socavón registrado en la carretera a Los Lagos. / NEL ACEBAL

Arrancan las nuevas obras por el hundimiento que la CO-4 sufrió hace un mes, tras una reparación en 2017 que costó un millón de euros

G. POMARADA COVADONGA.

La carretera a Los Lagos de Covadonga vuelve a estar en obras. Ayer, la maquinaria reproducía por la CO-4 la estampa zanjada hace apenas tres meses, cuando culminaron los trabajos de reparación de hundimientos, mejora del sistema de drenaje y construcción de escolleras. Con una rehabilitación por importe de 972.000 euros recién estrenada, el vial sufría a finales del pasado mes de enero, y coincidiendo con días de fuertes lluvias, un nuevo socavón.

Las precipitaciones provocaron el desplazamiento de parte del talud que sostiene la vía, concretamente a la altura del punto kilométrico 4+100. La consecuencia fue la rotura del borde de la plataforma, según indicaron entonces fuentes de la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente. El movimiento de tierra, que afectó a cerca de ochenta metros de vía, se produjo en un tramo específico donde las obras de 2017 «no incluían ninguna actuación, salvo el firme», según indicaron desde la consejería que dirige Fernando Lastra.

No obstante, y tras los incidentes en infraestructuras registrados en toda Asturias como consecuencia del último temporal, el Principado contrataba de urgencia la reparación de siete carreteras, entre ellas la CO-4 y tres más en el Oriente, la AS-258 entre Colunga e Infiesto, la PI-10 entre las localidades piloñesas de Borines-Sieres y la vía de acceso al barrio alto de Viboli, en Ponga. En total, las intervenciones en la región superan el medio millón de euros, según indica el Gobierno regional.

En el caso de la carretera a Los Lagos, los trabajos ahora iniciados consisten en la construcción de una escollera de sostenimiento de aproximadamente sesenta metros de longitud por cinco y medio de altura máxima, «previsiblemente cimentada sobre carriles en varios tramos», explican desde Infraestructuras. En cuanto a plazos, desde la consejería de Fernando Lastra indicaban ayer a este periódico que la idea es terminar la obra «para Semana Santa», coincidiendo con el primer pico de afluencia de visitantes del año.

Las obras acometidas en 2017 ya habían suscitado dudas entre los expertos por su eficacia. Fuentes próximas a los trabajos señalaban que la principal causa del nuevo socavón de la carretera a Los Lagos fue la propia naturaleza del terreno, «una zona donde no hay firme y que, además, está debajo de unas fincas en las que se acumula mucho el agua». Esta misma situación, indicaron, «se repite en otros puntos de la vía» y por ello no descartan nuevos incidentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos